05 de abril de 2018
05.04.2018
LEVANTE UD - LAS PALMAS

Objetivo cumplido en ´Cámbiame´

Un mes después de su llegada el equipo es otro gracias a un profundo maquillaje y una renovación estética

05.04.2018 | 14:11
Objetivo cumplido en ´Cámbiame´

Le queda mucho margen todavía hasta llegar a los cien días de gracia. Pero, cumplido ya un mes al mando del primer equipo, Paco López ha conseguido devolverle las contantes vitales a un Levante que estaba en la UCI. Con el objetivo virtual de la salvación a tiro de piedra este domingo contra el Las Palmas, y con el matemático a poco más de siete puntos sumando los próximos tres, el de Silla ha pasado de reconocerle a Muñiz su parte alicuota de la victoria contra el Getafe en su debut a desplegar las alas en las siguientes citas con Eibar y Girona.

El parón liguero por los partidos internacionales, más todo el trabajo acumulado en las semanas anteriores, ha servido para que el técnico imponga su sello y haya afianzado cambios que le han sentado a la plantilla como un guante. Tan llamativo como el silencio que ha precedido a la destitución de Muñiz ha sido la manera en la que los jugadores, entre ellos los más representativos, se han abrazado a sus ideas.

Uno de ellos es Morales, que aseguraba que «el equipo se caracteriza ahora porque es valiente y atrevido para ir adelante, y por leer los tiempos de los partidos». Y es que así como en su momento hubo futbolistas, caso de Lerma, que se descolgaron pidiendo otros planteamientos, también el Comandante celebra que Paco López sea un técnico de inercia atacante y buen trato del balón: «Todos hemos dado un pasito adelante para tener más salida y llegadas. Defendemos bien y con esa posesión minimizamos las ocasiones del rival». Un punto de inflexión respecto a la etapa en la que Muñiz reflexionaba sobre que no se podía jugar «como el Barça».

El éxito de Paco López, que en su entrevista con SUPER confesó que incluso en los peores momentos de acoso del Getafe se vio ganando en su debut, ha sido devolverle la confianza a un equipo que se había olvidado de ganar. Eso y sacarle partido a una plantilla que con sus luces y sombras parece otra. El 4-4-2 al que Muñiz llegó a recurrir a última hora casi que obligado es el nuevo corsé a partir del cual los granotas se han quitado complejos y con el que, pese a asumir mayores riesgos, han pasado a recibir menos oportunidades.

Junto a la apuesta por la estrategia, fundamental, es lo que precipitado el cambio de dinámica, aunque atrás el lunar persiste. En este sentido, las sesiones de video en la Ciudad Deportiva han sido una parte muy importante del trabajo y van a continuar siéndolo.

Mejores registros

Con todo, y al calor de los resultados, el Levante no sólo ha mejorado sus registros estadísticos, sino que ha conseguido también algo más intangible como recuperar a la afición. De cara al domingo, con el recibimiento dos horas antes del partido ya confirmado, el ambiente promete. La grada ha vuelto a reconciliarse con el equipo y pasado página de episodios como el vivido tras la derrota en Anoeta, posiblemente el peor del pasado reciente.

Con la planificación en el aire a expensas de confirmar la categoría y si se apuesta por la continuidad o por un giro a la dirección deportiva, la candidatura de Paco López como míster desde el principio sigue ganando enteros. Con contrato en Primera sólo hasta final de curso, la del técnico será una de las primeras decisiones tras lograr la salvación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas