07 de septiembre de 2018
07.09.2018
ENTREVISTA PACO LÓPEZ (con video)

Paco López: "Creamos ilusión, pero no estamos vendiendo nada"

Desde que llegó al banquillo del Levante UD sólo Madrid y Barça le superan en puntos

07.09.2018 | 21:04
Paco López: "Creamos ilusión, pero no estamos vendiendo nada"
Paco López: "Creamos ilusión, pero no estamos vendiendo nada"

Paco López, entrenador 'milagro' del Levante UD.  Todo lo anecdótico que queramos, vale, pero desde que llegó al banquillo sólo Madrid y Barça le superan en puntos. «Una cosa es vender ilusión y otra, crearla», constata SuperLópez, responsable del sello con el que el Levante se ha convertido en contagioso: «Conozco muy bien a nuestra afición, lo que quiere es ver al equipo hacer las cosas así».

La temporada pasada acabó con el Levante en números de campeón desde su llegada y esta se ha empezado en puestos de Champions. Sin ánimo de incidir en ese pesimismo histórico del levantinista, ¿no estará malacostumbrando así al personal?
Ahora mismo lo importante son las sensaciones, que son positivas.  El equipo ha hecho un buen trabajo colectivo con la idea clara de saber a qué jugar, que ya es importante. Hemos tenido ya dos partidos en nuestro estadio y la gente ha conectado, está con nosotros. El equipo transmite cosas que se detecta que a la afición le están gustando. Sólo hay que fijarse en los dos entradones. Y ojo, que el día del Celta era lunes. Es importante esa conexión.

La afición está cómoda con lo que ve y los futbolistas con lo que hacen. ¿Esa comunión es otro sello de identidad de su Levante?
Nosotros intentamos generar una identidad, una forma de hacer las cosas. Es importante conectar y que la gente se sienta identificada con esa forma de jugar. No es fácil. Muchas veces lo relacionamos con los resultados, pero los resultados deben ser la consecuencia de esa forma de hacer las cosas y de ese trabajo.

Durante temporadas el Levante nos ha acostumbrado a otro sello con el que precisamente no se terminaba de conectar. Desde su llegada, sin embargo, ese sello ha mutado a otro más valiente, vertical y osado. Ya no es ese equipo pequeño que sale al campo a verlas venir sino que ha sido capaz de tutear a todos los rivales con independencia de los resultados. ¿Es la marca futbolística de Paco López?
Si recordamos mis primeras palabras cuando me hice cargo del equipo la temporada pasada iba un poco encaminado ahí. También era el momento y la situación. Entendía que había que ser valientes. Sin embargo, dentro de la idea de cada entrenador, creemos que debemos ser un equipo dinámico, vertical, equilibrado y que trabaje bien esa estructura. El juego te obliga a hacer muchas otras cosas, pero queremos ser ese equipo que llegue mucho a portería rival  sin olvidarnos de que hay que tener un equilibrio defendiendo bien y siendo consistente. La idea es ser lo más completo posible, que no es fácil.

¿Está satisfecho con los números  del equipo, tanto los ofensivos como los defensivos?. ¿Son buenos?
Las estadísticas son muchas veces relativas. Después del Derbi hablé de números porque sé que desde el otro equipo...

Sacó las uñas por los suyos...
Bueno sí, aunque más que sacar las uñas defendí lo que había visto en cuanto a estadísticas. Luego ya hablamos de situaciones de juego. Creo que estuvimos bien en algunas cosas y menos bien en otras. Con balón quizá nos faltó finalizar más jugadas para evitar tantas contras del Valencia. Pero recuperamos muchos balones en campo contrario, creo que 18, que son muchos. El equipo, pese a esas contras que el Valencia hizo con peligro, en la fase sin balón estuvo bien. Sin embargo, tuvo otras como los dos goles  en la que no estuvimos tan acertados...Estamos en proceso aún.

Con los precios que se han pagado en el mercado de fichajes, ¿podemos hablar abiertamente del ansiado salto de calidad o es simplemente un paso más dentro de la evolución?.
Creo que es un paso más. Al final, si hablamos de números y de cifras, a mí no me gusta mucho...Ha habido un incremento en todos los equipos y esto es una realidad. Lo que sí hemos hecho ha sido dar un pasito más para tener una base importante y la idea es seguir creciendo. Creo que esa tiene que ser nuestra filosofía y así que nuestro objetivo le quede claro a todo el mundo. No nos vayamos sólo por los números y los presupuestos porque al final han subido en todos. Nos debemos ir más a que hemos formado un buen bloque, con dos jugadores por puesto y en alguno incluso tres. Va a haber una buena competencia y eso debe repercutir a la larga en el rendimiento. Pero todos debemos entender cuál es la meta y que debemos ir muy paso a paso centrándonos en el día a día. Nuestro objetivo es llegar a ese mínimo de 42 puntos lo antes posible y de ahí no nos tenemos que desviar.

¿Estamos elevando demasiado el listón de exigencia?
A ver, yo lo entiendo. Pero voy a seguir incidiendo en cuál es nuestra meta. La ambición también es otra de nuestras señas de identidad, lo mismo que la ilusión, y está bien generarla. Pero es importante diferenciar vender ilusión a crearla. Nosotros estamos creando ilusión pero no estamos vendiendo absolutamente nada. Creamos ilusión desde tener los pies en el suelo, sabiendo que los objetivos del Levante no han cambiado. Y sobre todo teniendo claro que nosotros jugamos por la afición, por la gente a la que le cuesta la pasta el pase cada año, por los que lo sufren de verdad.  Para mí lo más importante es que la gente vaya al campo a ver a un equipo al que quiere verlo ganar. Pero conozco bien a la afición del Levante, que sobre todo lo que quiere es ver al equipo hacer las cosas como hasta el momento  las está haciendo.

Está demostrando, como la temporada pasada, un dominio de la situación importante y a partir de ahí mantiene su confianza en la base de futbolistas con la que terminó pese al precio de algunos jugadores nuevos.
Entendemos que, por unas cosas o por otras, la gente nueva ha venido más tarde y le cuesta más. Una vez uno se pone a trabajar, en el día a día ni me fijo de dónde viene un jugador ni lo que ha costado, sino que me ocupo de que la gente esté para competir. Esa competencia interna nos debe hacer mejores.

¿Qué siente Paco López, por ejemplo, cuando en el Derbi Roger llega al descanso con un doblete después de venir de una semana difícil en la que además se ha fichado a Borja Mayoral?
Contento por él, como por cualquier otro. Trato de no individualizar para lo bueno y lo malo. Roger está haciendo un gran trabajo. Él sabe lo que pedimos: exigencia máxima en el trabajo, luego cada uno en el campo tiene su función. Lo más importante es que el trabajo sea para el equipo. Hoy será Roger, el día anterior Morales y el próximo los delanteros, los extremos o el que sea. Entiendo esto siempre como un trabajo colectivo para lo bueno y lo malo, todos tenemos la misma responsabilidad. Es lógico que los delanteros marquen porque están más cerca del gol.

Boateng tiene que volver a ser fundamental en este equipo y después del trabajo para traerlo también debería serlo Mayoral.
La temporada es muy larga y lo que queríamos precisamente era eso. Todos van a ser importantes y estamos convencidos, cada uno desde el rol que le toque, de que nos van a aportar. Queríamos esa mejora en todas las posiciones. Ahora tenemos cuatro delanteros más un quinto como Morales que puede actuar de delantero o en banda. Son jugadores de diferentes características y eso nos viene bien para en cada partido decidirnos por el que más nos conviene.

¿Va a ser a partir de ahora Morales menos delantero?
Pues seguramente acabe jugando más partidos en banda, pero siempre lo vamos a tener en cuenta. Un jugador con su velocidad no es fácil y es importante tenerlo en cuenta.

No lo veremos ya en la selección, ¿verdad?
Primero hay que respetar al seleccionador. El otro día me preguntaron si era injusto que no fuera y yo entiendo que no sería injusto si fuese. El seleccionador es normal que lo tenga difícil.

Y Bardhi, ¿va a ser ahora más centrocampista puro?
Precisamente es otro jugador que independientemente de que su posición inicial sea de partir en banda, también sabe lo que queremos de él, y entendemos sus características. Es una opinión personal, pero esa posición (de interior) le ha venido bien para crecer sin balón. Le ha hecho ser más generoso cuando es uno de esos jugadores a los que se les tilda de que les cuesta más el esfuerzo. En eso ha mejorado muchísimo. No sólo pensamos en el equipo sino también en la mejora individual.



¿Es posible que estemos haciendo de menos a nuestros propios centrales?
He defendido siempre esa postura y no la defiendo por nada en especial sino porque creemos en una idea de juego, conocemos también como son los centrales del resto de equipos y qué características hay. Los nuestros tienen ese compromiso con el club y los voy a defender porque se lo han ganado. Han tenido errores y los seguirán teniendo como los tienen los demás equipos, pero parece que no nos fijemos. Estamos contentos con ellos.

Hasta Oier ha estado en la preconvocatoria de Luis Enrique en una posición en entredicho desde la salida de Keylor Navas.
Si el equipo está bien, las individualidades van a aparecer. Y su caso es otro ejemplo claro. De eso nos tenemos que sentir orgullosos. No es habitual una preselección de un jugador del Levante para España.

Con su presencia en el primer equipo hay otra expectativa para los futbolistas de la cantera. En Buñol todo el mundo es consciente de que sigue muy pendiente de ellos.
Es algo que creo que debe ser así, estoy muy pendiente y siempre que puedo voy a verlos jugar. Al tener una plantilla tan amplia lógicamente en convocatorias puede parecer que estén lejos, pero ni mucho menos porque los tengo en cuenta. Hay chicos que han estado en pretemporada con nosotros que lo han hecho muy bien.

Uno de ellos es Álex Blesa, por el cual estoy obligado a preguntarle.
Es un chico que ya estamos viendo su rendimiento y ojalá que siga progresando por encima de su edad. Se trata de cuidarlo pero a la vez de exigirle y saber que tenemos un jugador en el que hay que estar encima apoyándole pero  teniendo presente que hay otros jugadores que han podido tener un presente parecido y que no se nos puede escapar de cara al futuro.

El club se ha apuntado un tanto.
Se ha hecho el esfuerzo y el chico también ha puesto de su parte.

La política deportiva apunta a un crecimiento sostenido, con renovaciones y mejoras de contrato. ¿Le obliga esto a que nadie se le duerma por tener contratos largos y menos indefinición de cara al futuro?.
Una de las obligaciones como entrenador es que esa exigencia exista en el día a día, independientemente de que hayan contratos demasiado largos. Esto es un equipo y a todos nos gusta que las cosas nos vayan bien, pero una máxima es la exigencia diaria para todo el mundo.

¿Ha cambiado mucho el chip este verano de Primera División?
Sí, en cuanto a tener menos tiempo de cosas que antes no se acentuaban tanto. Pero cuando a uno le gusta tanto esta profesión no le afecta tanto.

Todo tiene más trascendencia...
Lo entiendo, pero lo llevo con naturalidad y al final es el rol de cada uno. Para eso no hace falta tener experiencia en la élite o no. Basta con tenerla para analizar las cosas y reflexionar, es mucho más sencillo.

Muchos clubes han buscado desde dentro un Paco López, ¿el entrenador español está ahora más reconocido?
Antes de eso habían aparecido en Primera División con fuerza Machín, Asier Garitano... Entrenadores a los que me he enfrentado en categorías anteriores en Segunda División A y B. Si es así, bienvenido sea, porque el nivel de los entrenadores españoles sin ninguna duda hoy en día es muy alto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook