18 de enero de 2019
18.01.2019
COPA DEL REY
FC BARCELONA 30LEVANTE UD

Atentos a la Chuminada

Leo Messi funde a los granotas en el campo pero el pase a cuartos de final se decide en los despachos

18.01.2019 | 03:07

El temido Messi no descansó esta vez, y entre él y un Démbelé con la suerte de cara le dieron la vuelta a una eliminatoria que está perdida en el marcador pero no terminada, tal y como confirmó el Levante un par de horas antes de que empezara el partido de vuelta. Los granotas, pese a la remontada, todavía se pueden meter en los cuartos de final de la Copa del Rey si prospera el recurso que en las próximas horas van a presentar ante la Federación por la alineación indebida del canterano Chumi en el Ciutat. Y es que, más allá de la presunta negligencia, no hay duda de que el duelo estrella de octavos ha estado marcado por la convocatoria de Valverde en la ida. Un error al que el Levante le sacó ventaja en la ida para ganar el partido y que ahora puede ser definitivo para que el Barcelona se quede fuera pese al 3-0 de ayer.

Siete horas después de hacerlo en los despachos, el partido arrancó en el campo sin Luis Suárez de principio pero, tal y como en el Levante se esperaban, sí con Messi y el resto de la artillería pesada. Valverde decidió que riesgos los mínimos y eso pasaba también, una vez destapado ya el pastel, por no pifiarla con otro Chumi y alinear a uno de sus mejores onces. Nada que fuese a afectar a los planes de Paco López, que con las ideas claras salió con el once de Copa y la bala de Morales en la recámara.

El Levante, perfectamente plantado sobre el césped y sin encajonarse, tuvo un arranque más plácido de lo esperado en los primeros kilómetros de partido, con apenas dos apariciones de Messi, y hasta dio pedales hacia Cillessen. Pero de golpe y porrazo, tras casi media hora haciendo valer la renta de la ida, al tramo de llano le sucedió lo peor de la alta montaña con un doblete de Dembélé en lo que dura un sprint. En dos minutos fatídicos para los granotas que empezaron con un control en el que Róber se derritió ante Messi, el francés marcó primero de rebote y después, en pleno desajuste, con un centro pifiado que Aitor, ya vencido, pateó hacia dentro de su portería. Los dos golpes tan seguidos dejaron grogui a un Levante que si llegó con vida al descanso fue porque la fortuna recompensó a Aitor con dos paradones a Messi y otro a Coutinho. Confiado en exceso tras lo ocurrido en sus primeros tiros, Dembélé se vino muy arriba intentando una vaselina, mientras que en el descuento, a pase de Cabaco, Postigo remató a los pies de Mayoral en el área de Cillessen.

Pese a estar a solo un gol de igualar la eliminatoria, el Levante no dio la sensación de creérselo ni el Barcelona tampoco la de dejarse sorprender. Tocados moralmente, los granotas lo intentaron, pero con sus picos de trote y sprint Messi tardó poco en sentenciar el resultado. Sus combinaciones con Dembélé, tan inspirado como afortunado, fueron letales para un equipo que, como en LaLiga, pagó caros sus errores en defensa.

Desde el momento en el que se difuminó la posibilidad de prórroga, por delante quedó media hora en la que faltándole dos goles el equipo de Paco López no marcó ninguno. Estuvo a punto, eso sí, de hacerlo en el descuento, cuando Boateng remató al poste, curiosamente instantes después de que por megafonía se anunciara por error un minuto de alargue en lugar de tres. Una anécdota, desde luego, para un partido que ya hacía rato que había dejado de jugarse, al menos en el rectángulo de juego. A la espera del recurso, hasta el propio técnico granota prefirió conservar a Morales fresco en el banquillo y dosificar a Campaña. Por fuerza mayor no pudo hacerlo con Jason, que entró en la recta final por el lesionado Postigo, pero a esas alturas la mente del técnico y los jugadores, a excepción de un Bardhi que lo intentó con una falta desde la frontal, ya estaba puesta en el partido del Valladolid. En lo que respecta a la Copa ahora son otros los que tienen que jugarla y hacer historia eliminando al Barça.

Con Morales en el recuerdo

Pese a no salir a encajonarse, lo cierto es que el Levante no le cogió en ataque el punto a un partido que pese a las imprecisiones del principio terminó siendo plácido para el Barça. Y es que, más allá de Chumi, de la ocasión de Postigo y del rebote de Dembélé, en lo que al fútbol se refiere la eliminatoria tuvo un momento clave en la ida, que fue la ocasión en la que Morales podría haber marcado el 3-0. Con ese resultado el Levante habría apurado sus opciones deportivas en la prórroga, al margen del recurso.

Ficha técnica

Barcelona: Cillessen; Semedo, Jeison Murillo, Lenglet, Jordi Alba (Sergi Roberto, min.73); Rakitic, Arthur, Arturo Vidal; Philippe Coutinho (Luis Suárez, min.63), Lionel Messi y Ousmane Dembéle (Denis Suárez, min.77).

Levante UD: Aitor Fernández; Cabaco, Postigo (Jason, min.70), Rober Pier; Coke, Campaña (Doukourem, min.67), Prcic, Bardhi, Moses; Boateng y Borja Mayoral (Dwamena, min.60).

Goles: 1-0, min.30: Dembélé. 2-0, min.31: Dembélé. 3-0, min.54: Messi.

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó a Rakitic (min.44) y Murillo (min.45), por parte del Barcelona. Cabaco (min.75) y Prcic (min.84), por parte del Levante.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook