07 de febrero de 2019
07.02.2019
LEVANTE UD - ALAVÉS

Esto duele y además mucho

Postigo vuelve a romperse y deja al equipo cogido con pinzas de cara al Alavés

07.02.2019 | 17:21
Esto duele y además mucho

No gana para disgustos el Levante de cara a la visita del próximo lunes al Alavés, un partido al que el equipo va a llegar cogido con pinzas. Y es que, por si no fuese suficiente con las lesiones de Rochina y Toño, este martes los granotas se han desayunado en Buñol con la de la recaída de Postigo. El central ha abandonado el entrenamiento y al retirarse se ha llevado la mano al sóleo con gestos visibles de dolor que apuntan a una pequeña rotura.

A falta de confirmación oficial, como mínimo Postigo va a estar un par de semanas en el dique seco, por lo que tampoco estará contra el Celta y llegaría justo para el Real Madrid. Aunque lo más inminente es que contando la suya y la de Chema, que aún no tiene el alta médica, para Mendizorroza van cinco ausencias, ya que al parte de lesionados hay que sumar la baja de Campaña por acumulación.

Con este panorama no hay duda de que a Paco López, que ha estado hablando con Tito a pie de campo, no le queda otra que cruzar los dedos. Primero para que no se rompa nadie más, que ya tiene bastante con los que hay en la enfermería. Y segundo para que Coke, que ha estado trabajando al margen por unas molestias, no se quede por el camino.

Con el vallecano o sin él, lo que está claro es que la defensa y el centro del campo van a ser de circunstancias.
Róber Pier, Cabaco y Vezo son los tres centrales disponibles junto a un Manzanara que es ya fijo en los entrenamientos del primer equipo. Pero con Toño fuera por sus problemas de cadera y Luna sin entrar en los planes del técnico, el lateral izquierdo vuelve a planear sobre Morales u otra solución de urgencia.


Más opciones hay para la medular, aunque ninguna del mismo perfil. Vukcevic y Doukouré son los candidatos naturales para acompañar a Bardhi, pero a partir de ahí la decisión puede pasar tanto por la polivalencia de los comodines como por un cambio de sistema precisamente para enfrentarse al rival contra el que se estrenó el ahora vigente 3-5-2.

Doblete de Vezo

A todo esto, mientras el club y su agente negocian su renovación, el que personalmente lleva la negra es Postigo. El año pasado lo terminó con una lesión muscular con la que se perdió tres partidos y este lo ha empezado igual de renqueante. Del Camp Nou se volvió tras la Copa con una lesión de grado 1 en el tríceps sural de la pierna derecha que lo tiene desde entonces sin jugar.

Pese a según el diagnóstico oficial le quedaban dos semanas, contra el Getafe Postigo entró en la convocatoria sobre la bocina aunque por precaución no llegó a jugar. Sin embargo, cinco días después el problema lo ha tenido en el gemelo. Fichado en enero precisamente para solventar el problema de efectivos en el centro de la defensa, la solución inmediata va a pasar porque Vezo encadene su segunda titularidad consecutiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook