09 de febrero de 2019
09.02.2019
SUCESOS

La foto de la detención de Toño

El jugador fue trasladado en un furgón hasta la cárcel provincial de Teruel tras prestar declaración

09.02.2019 | 21:51
Momento en el que Toño entra en el furgón policial tras declarar. Foto: Jorge Escudero / Heraldo de Aragón

Vestido con una sudadera verde con capucha, visiblemente desaliñado y custodiado por dos agentes, Toño fue trasladado el pasado viernes a las 15:00 en un furgón blanco de la Guardia Civil hasta la cárcel provincial de Teruel después de haber declarado ante el juez instructor durante toda la mañana.

El jugador del Levante UD, sin posibilidad de fianza, es uno de los siete hombres de València en prisión preventiva desde entonces por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de la ciudad aragonesa. Cinco de ellos acudieron en calidad de detenidos tras haber sido arrestados el jueves mientras que los otros dos, uno de ellos el propio Toño, fueron encarcelados a raíz de haber prestado declaración como investigados.

El magistrado Jerónimo Cano, conocido en los tribunales por sus medidas drásticas, considera que hay indicios suficientes para mantenerlos en privisión preventiva por formar parte de una red que extorsionaba a los usuarios de una web de contactos. En los próximos días no se descartan más detenciones por un caso en el que, según su abogado, Toño es sólo responsable de haber guardado en su casa 4.200 euros en metálico de un amigo ludópata que le pidió el favor para no gastárselos en el juego.

Según el comunicado del Tribuna Superior de Justicia de Aragón, "en principio y a falta de lo que posteriores investigaciones judiciales puedan determinar", las sospechas apuntan a la implicación de los detenidos en siete delitos penales: extorsión, pertenencia a organización criminal, amenazas graves de muerte, contra la intimidad de las personas, falsedad documental y usurpación del estado civil. 


El encarcelamiento de Toño ha dejado en shock al Levante UD, que oficialmente se ha limitado como club a prestar apoyo al jugador y su familia "sin perjuicio de cuanto en el futuro se pueda acordar". En este momento, además de reconocerle la presunción de inocencia, a lo que se está dando prioridad es al drama humano por encima de cualquier otra consideración tanto deportiva como de disciplina interna.

Sin embargo, a la espera de que se levante el secreto del sumario, nadie se pilla los dedos con que a futuro no se adopten medidas internas. El Villarreal, por ejemplo, suspendió de empleo y sueldo a Semedo, si bien es cierto que lo hizo sabiendo de qué le acusaba el juez y no en base a un interrogatorio.

En contacto con su familia y especialmente con su letrado, el penalista Emilio Pérez, el objetivo primordial en estos momentos es que el jugador salga en libertad cuanto antes,a poder ser el próximo lunes si prospera el recurso judicial que va a presentarse. La díscola vida extradeportiva del jugador, que aun así no ha sido óbice para renovar su contrato, ha sido siempre un caballo de batalla en Orriols. 

La noticia del encarcelamiento ha causado estupefacción tanto en el club como dentro del vestuario, donde como ha declarado Paco López están "tristes y apenados". Quico Catalán se ha personado en el vestuario de Buñol, donde por contra este sábado no han estado Tito y Luis Helguera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook