11 de febrero de 2019
11.02.2019
Alavés 20Levante UD

Levante, ¡Vaya semanita!

Laguardia y Jony muestran la realidad del Levante, desorientado y en caída libre

11.02.2019 | 20:00
Levante, ¡Vaya semanita!
Levante, ¡Vaya semanita!

Si algo bueno tienen los últimos siete días es que se han acabado. Tantos despropósitos y sobresaltos no podían desembocar de otra forma en Mendizorroza: el Levante perdió el partido, el golaveraje particular con los vitorianos y hasta en algún momento el norte. Entre la anunciada marcha de Jason al Valencia, la detención y encarcelamiento Toño, la inesperada venta de Boateng al Dalian Yifang chino -aunque rentable- y las últimas bajas, a ver quién es el guapo que se atreve a decir ahora que las cosas no pueden ir peor.

La zona de descenso se mantiene a cuatro puntos. Lo que se amplía es la mala racha, con cinco puntos de los últimos 27 y tres partidos seguidos sin ver portería. Los granotas anoche ni siquiera remataron entre los tres palos, por mucho que lo intentaron. El problema se presenta de fútbol y sobre todo mental. La última jugada, el gol de Jony, no hizo sino ahondar en la psicosis y la desconfianza que había llevado a Paco López a 'convocar' por primera vez esta temporada al psicólogo. Doukouré se enredó con la pelota entre las piernas y se metió en un callejón con una única salida: el robo del '23' y el definitivo 2-0.

Para cuando dejó de sonar la marcha fúnebre en Mendizorroza, a la media hora, los locales ya habían marcado un gol y estrellado otro en el larguero. Y si no se guardó otro minuto de silencio inmediatamente después fue por poco. Recién paseado un féretro por las gradas, solo faltó que tuviera que salir al césped una camilla para sacar a Morales. Ni necesaria ni castigada, la entrada de Wakaso pilló al Comandante con la pierna bloqueada y amagó con causarle una grave lesión de rodilla.

Aunque el doctor Buil había llegado a pedir el cambio, con todo el equipo a su alrededor preocupado, el capitán volvió de entre los muertos para intentar que de su mano se levantara el resto. Sin Campaña, Rochina ni siquiera Bardhi, suplente, pocos aparte de él estaban en disposición de lograrlo. Intentarlo, nada más que eso, si acaso Moses con algunas escaramuzas puntuales por la izquierda.

Al otro lado del campo, Jony se limitó a hacer aquello en lo que es uno de los más destacados de LaLiga: poner cada centro donde toca. En uno de esos, Aitor se había encontrado con la madera como aliado; en otro, Vezo evitaría que el fallo de principiante del meta, a quien se le había escapado un balón de las manos sin apenas oposición, lo enviara el delantero argentino a la red. El 1-0 corrió por cuenta del central local, con cuyo apellido -si se me permite la licencia- debería jugar Paco López para recordar el mensaje a todo el levantinismo: «No bajemos Laguardia», como ya decía cuando 'Éramos los mejores' y se escuchó en la megafonía de Mendizorroza en los minutos previos.

Encomendarse a Vukcevic y Doukouré en el doble pivote había sido una clara una invitación en toda regla a la contención y a las salidas rápidas. La realidad, menos sufrida que el papel, mostraría a Paco López que no había quien diera ese último pase. Para eso sacó del banquillo a Enis, del mismo modo que Inui indultaría al portero del Levante en un mano a mano entre bien resuelto por este último y mal ejecutado por el nipón.

Poco a poco

Sin brillo pero con más intensidad y menos distancia entre líneas empezaron los granotas a rondar el área. Corporativista que será el chico, a Pacheco le dio también por dejar vivos los balones que iban a sus dominios. Coke acudía como un poseso a por todos ellos con la desgracia de llegar siempre una décima de segundo tarde. A tiempo y al límite, ya con el equipo volcado, lo tuvieron que hacer Vezo y Cabaco en más de una oportunidad.

Mayoral y Dwamena intentaron aportar, como Paco López retorciendo el dibujo hasta convertirlo en un 4-3-3 en la recta final. No tuvieron éxito, al contrario que aquel programa local de humor que en Orriols han tornado en tragedia: 'Vaya Semanita'. Pues eso.

- Ficha técnica:

2 - Alavés: Pacheco; Ximo Navarro, Laguardia, Maripán, Duarte; Brasanac (Manu García, min. 74), Pina, Wakaso; Jony, Calleri (Borja Bastón, min. 90) e Inui (Rolan, min. 87).

0 - Levante: Aitor; Coke, Cabaco, Rúben Vezo; Luna (Dwamena, min. 85), Jason, Doukouré, Vukcevic (Bardhi, min. 60), Moses Simon (Mayoral, min. 67); Morales y Roger.

Goles: 1-0, m.35: Laguardia. 2-0, m.93: Jony.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó a Pina (min. 47), Brasanac (min. 64) y Laguardia (min. 70) por el Alavés y a Cabaco (min. 43) y Luna (min. 80) por el Levante.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Mendizorroza en Vitoria ante 13.691 espectadores. Gran parte de los aficionados entraron cinco minutos después del inicio del partido en señal de protesta por los horarios en LaLiga. La recaudación de la taquilla se destinó a los clubes convenidos del Deportivo Alavés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook