31 de marzo de 2019
31.03.2019
LALIGA Crónica
Levante UD 22SD Eibar

El Levante UD tiene mucha agua que achicar

El Levante UD perdona la vida al Eibar y se queda a cuatro puntos del descenso

31.03.2019 | 14:12
El Levante UD tiene mucha agua que achicar
El Levante UD tiene mucha agua que achicar

Ni punto de inflexión ni nada. Con sol o con lluvia. El Levante UD está metido en una dinámica difícil de asumir y el empate ante el Eibar fue una muestra más. Un partido que debió ganar y en el que incluso pudo golear pero que acabó con drama. El gol tempranero de Morales o la reacción rápida tras el empate a uno armero se quedaron en nada después del empate Sergi Enrich en el último suspiro. Después de una segunda parte con dos ocasiones claras. Sobre todo la de Moses Simon. El nigeriano, con Dmtitrovic ya batido, envió el balón fuera de la portería y a partir de ese instante todo cambió. Hasta el punto de ver cómo los aficionados, aguantando en su asiento a pesar de la lluvia todo el partido, perdían la paciencia por ver cómo una vez más se escapa el triunfo.

El Ciutat sabía que era un partido clave. Ni la lluvia frenó a la gente, que paragüas en mano se puso a animar al grupo desde el primer minuto. Y el equipo respondió en forma de gol tempranero. Tras un balón sacado por Vezo, acomodado por Mayoral y una caricia de Luna en forma de centro el balón acabó en un pase a la red de Morales, que lo hizo fácil. Antes del minuto cinco, el Levante se había puesto en el marcador. Consciente de esa obligación por ganar, el estadio al completo rompió a aplaudir y a celebrar el primer paso hacia la victoria. Pero no iba a ser tan fácil.

Como en la ida, el partido entró en ese contexto de locura y el Eibar lo aprovechó como mejor sabe hacerlo: con el juego aéreo. Pedro León, en una falta, colgó el balón al corazón del área y tras un despeje fallido de Róber Pier, Escalante puso el empate en el marcador. Tras el golpe, el Levante reaccionó y siete minutos más tarde volvió a ponerse por delante. Con una jugada magistral en la que entraron en juego cinco futbolistas granotas. El primero de ellos Moses Simon, en su propia área. Pocos segundos pasaron desde que el nigeriano cubría el balón sobre la línea de fondo hasta que Rochina, con un remate espectacular, batía a Dmitrovic.

El marcador no se iba a mover más antes de que los jugadores pusieran rumbo a los vestuarios en el descanso. En el inicio de la segunda parte sin embargo, el Levante comenzó a ponerse nervioso. Más por ver cómo no llegaba el tercero que por el propio juego porque la realidad es que ocasiones hubo, y de sorba, para poner tierra de por medio con el Eibar. La primera de ellas de Postigo tras un centro lateral que no alcanzó a rematar. Después llegaron las dos más claras. Mayoral, tras ganar el espacio a la defensa armera, remató al larguero con todo a placer. Eso sí, lo que más generó nerviosismo fue un fallo de Moses Simon con la portería vacía. Sin portero, cuando ya todo el Ciutat cantaba gol. Ese que habría dado la tranquilidad y prácticamente los tres puntos. Pero el nigeriano envió el cuero al lado de la red y ahí el cuadro granota dio alas a un Eibar muerto hasta el momento.

Con los cambios el conjunto armero mejoró. Tanto que empezó a encerrar al Levante, que solo hacía que despejar centros mientras los contraataques granotas llegaban con menos frescura que en el inicio de esa segunda parte. Y en una de esas llegó el empate. Tras un fallo enorme de Luna en la salida, Rubén Peña estuvo más listo que nadie y robó el balón para dárselo a Cardona. Y de ahí al pase para Enrich que fusiló delante de Aitor Fernández para, por primera vez en todo el partido, hacer el silencio en el Ciutat de València.

Con el 2-2 fue muriendo poco a poco un partido que el Levante merecio ganar pero que de nuevo, y ya van muchas veces, se quedó con un premio insuficiente. El punto sabe a poco o a nada. Por la victoria del Celta ante el Villarreal, porque cuatro derrotas consecutivas y un solo empate dejan KO al equipo en lo anímico y sobre todo, porque contra el Eibar, el cuadro granota se preguntará qué más tiene que hacer para llevarse los tres
punto
s.


Ficha técnica:

2 - Levante: Aitor, Vezo, Rober Pier, Postigo, Simon (Vukcevic, m.79), Rochina (Roger, m.84), Campaña, Bardhi (Coke, m.69), Luna, Morales y Mayoral.

2 - Eibar: Dmitrovic, Peña, Ramis, Oliveira, Cucurella, Pedro León (Marc, m.72), Escalante (Sergio, m.85), Jordán, Orellana, Sergi Enrich y Kike García (Charles, m.63).

Goles: 1-0, m.5: Morales. 1-1, m.19: Escalante. 2-1, m.27: Rochina. 2-2, m.78: Sergi Enrich

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité navarro). Mostró tarjeta amarilla a Bardhi y Vukcevic del Levante y a Cucurella del Eibar.

Incidencias: partido de la jornada 29 de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 17.179 espectadores

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook