07 de julio de 2019
07.07.2019

Seis fichajes y diez salidas por cerrarse en el primer día de trabajo

Paco López arranca este lunes en Buñol con 29 jugadores a la espera aún los cuatro internacionales

07.07.2019 | 21:43
Seis fichajes y diez salidas por cerrarse en el primer día de trabajo

Al final los jugadores con los que Paco López arranca la pretemporada no llegan a 30, pero por bien poco. En Buñol serán hoy 29. Aunque el técnico aspira a una plantilla de 22 o 23 como máximo y su deseo era arrancar con el grupo más reducido posible, la única salida hasta la fecha ha sido la de Rubén García. En la primera plantilla, a expensas todavía de al menos cuatro fichajes, hay 33 futbolistas. Entre ellos, además de Moses Simon que sigue en la Copa de África, los internacionales Sadiku, Enis Bardhi y Vukcevic tienen permiso para reincorporarse unos días más tarde por haber sido los últimos en coger vacaciones.

El evidente overbooking que hay en la operación salida es la cruz de la transición en la estructura deportiva, ya que mientras que a estas alturas son seis los fichajes cerrados (Miramón, Vezo, Melero, Hernani, Vezo y León), por contra ninguno de los descartes tiene destino. Para más inri, la complejidad de la tarea es todavía mayor por el objetivo de hacer caja para así financiar al menos en parte las operaciones que faltan. Sobre la mesa hay ofertas, pero la idea es no limitarse a cesiones o bajas en los casos de jugadores con otro año más de contrato en vigor.

De los futbolistas que hoy aparecerán por Buñol prácticamente una decena no estarán en la plantilla definitiva. Los que más números tienen son Iván López, Shaq Moore, Chema, Saveljich, Luna, Doukouré, Prcic, Pepelu, Fran Manzanara, Ivi y Dwamena. A ellos hay que añadir a Sadiku, además de seguir a la espera con los casos más espinosos de Oier, Campaña e incluso de Roger.

Esta primera semana de trabajo va a desarrollarse en la Ciudad Deportiva, mientras que del 15 al 20 de julio el equipo se concentrará en el parador de El Saler, donde disputará el primer amistoso contra el Villarreal. El complejo La Finca, en la provincia de Alacant, acogerá al equipo de Paco López desde el martes 23, fecha en la que se disputará el segundo choque de pretemporada ante el Real Murcia. Además, los granotas se enfrentarán al Huesca el 1 de agosto y al Stade Brestois en Francia dos días después.

Por el momento sólo hay anunciados cuatro bolos de verano en una pretemporada que se desarrollará casi de manera íntegra en España. Paco López desechó la posibilidad de que el stage fuese en el extranjero, en concreto en Holanda, lo que motivó un cambio de planes.

Unos 12 millones de inversión

Después de haber invertido más de 20 millones la pasada temporada, en buena parte financiados con los más de 30 del traspaso de Lerma al Bournemouth, el Levante lleva gastados alrededor de 12 en los refuerzos de Vezo, Melero y Sergio León. Las otras caras nuevas llegan con la carta de libertad bajo el brazo, aunque en casos como el de Hernani a cambio de una prima de fichaje. Pese a tener margen económico, los planes no pasan en este momento por seguir tirando de talonario, sino por explotar el mercado de cesiones y futbolistas de bajo coste que aseguren rendimiento, si bien aún queda mercado y en la agenda hay nombres que requerirán de un esfuerzo.

Al margen del regreso de Mayoral, que podría concretarse antes de lo esperado pese a los cantos de sirena de la Real Sociedad, más el de Róber Pier, el Levante trabaja en los fichajes de un mediocentro, un central y un extremo, las tres posiciones que Paco López quiere apuntalar de cara a una campaña en la que el objetivo será no volver a pasar apuros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook