23 de agosto de 2019
23.08.2019
DERBI

Un plan renove en las defensas

Los dos equipos cambian varias piezas para este curso con la idea de mejorar las cifras

23.08.2019 | 14:20
Un plan renove en las defensas

Dos de los conjuntos que más se han reforzado para esta 2019/20 en la parcela defensiva han sido el Villarreal y el Levante. Entre ambos equipos en este mercado estival han incorporado un total de ocho futbolistas para la zaga. Y es que uno de los grandes debes que dejó la pasada campaña eran los problemas para cerrar la portería con asiduidad y que provocaron que la permanencia se lograra más tarde de lo pretendido. «Hay que buscar el equilibrio, porque la pasada temporada recibimos y marcamos muchos goles», aseguró Paco López en la previa. Una realidad que también le sirve a los groguets, ya que ninguno de los dos equipos debe tener problemas en marcar goles con dos delanteras bien armadas.

El técnico granota ha visto como todas las posiciones de la zaga se han visto dobladas durante este verano. Miramón, Vezo, Clerc y Duarte han sido las incorporaciones para para elevar el nivel competitivo atrás. El estreno liguero en Vitoria dejó una buena sensación, ya que la única ocasión en la que se perdió la concentración el Alavés sacó un premio extraordinario. Y es ahí donde Paco López hace especial hincapié en mantener la «rigurosidad» a la hora de defender las jugadas a balón parado, que a la postre supone una buena fuga de puntos durante el campeonato. Con Vezo y Con Duarte se ha mejorado en el potencial aéreo, mientras que Miramón y Clerc darán una vertiente más ofensiva a lo que ya aportaban Coke y Toño.

Cuatro goles son demasiados

En el caso amarillo la realidad no es muy diferente. Contra el Granada volvieron a aparecer los fantasmas del pasado con cuatro goles encajados, dos de ellos en el tramo final y que privaron a los de Calleja de su primera victoria liguera.

El equipo todavía tiene la asignatura pendiente de controlar el final de los partidos para salir victorioso de ellos. Asimismo Levante y Villarreal comparten el mismo déficit defensivo: las jugadas a balón parado en contra.

«El trabajo de los centrales fue muy bueno. No cometieron errores tácticos. Estoy contentísimo. Tenemos que seguir mejorando, pero no se les puede acusar de errores graves pese a encajar cuatro goles», indicó Calleja en la previa. Y es que el entrenador madrileño está en lo cierto, la locura del tramo final, conjugada con los errores puntuales en las marcas condenaron también a los groguets.

El Villarreal ha añadido a su plantilla a Rubén Peña, Raúl Albiol, Pau Torres y Alberto Moreno, después de dar salida a su vez a Jaume Costa, Víctor Ruiz, Pedraza, Miguelón, Álvaro y Bonera. Una auténtica revolución en la retaguardia y de la que únicamente Mario, Quintillà y Funes Mori se han salvado. Todavía deben conjuntarse, pero los fichajes realizados aseguran un rendimiento inmediato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook