03 de diciembre de 2019
03.12.2019

Drama en el Levante UD de cara al Derbi contra el Valencia CF

Las lesiones fuerzan a Paco López a hacer malabares en la alineación titular del próximo Derbi

03.12.2019 | 18:53
Drama en el Levante UD de cara al Derbi contra el Valencia CF

Aunque Celades puede decir lo mismo, Paco López no sale de una y se mete en otra. Las lesiones siguen condicionando el día a día de un Levante que ha hecho un estudio interno para averiguar a qué obedecen tantas, si bien la que se ha confirmado este martes de Óscar Duarte ha sido por un golpe. En concreto uno de los que se llevó en la primera parte ante el Getafe y que le hizo jugar condicionado el resto del partido. Por si no fuese suficiente con los que hay, otro problema más en defensa.

El costarricense, según han revelado las pruebas, sufre una fractura incompleta en la cabeza del peroné de la pierna izquierda y está pendiente de evolución. De cara al Derbi de este sábado, aunque no está descartado del todo, es casi imposible que llegue debido al elevado riesgo de empeoramiento. Conclusión: a Paco tan sólo le queda un central.

Si finalmente Duarte, que había enganchado dos partidos seguidos, se queda en el dique seco, el Levante tendrá que alinear una defensa de urgencias contra el Valencia. Vezo es el único central disponible y para más inri tiene cuatro amarillas, lo que deja un panorama dramático de cara a posteriores jornadas e incluso al partido de Copa contra el Melilla. En este momento están en la enfermería Postigo y Cabaco, además de un Róber Pier al que no se le espera hasta principios del año que viene.

Como la semana pasada, no quedará otra que echar mano de los chavales del filial: Eliseo estuvo en la convocatoria del Coliseum y durante la semana Gonzalo Pereira se entrenó con el primer equipo. Otra opción sería reconvertir a futbolistas como Coke o incluso Vukcevic, aunque hasta ahora ninguna de estas opciones ha sido del gusto del técnico, que por ejemplo al vallecano solo lo ha colocado en el eje de la zaga con tres futbolistas.

Pese a que esta vez ha sido en un lance de juego, Duarte llegó al Levante el pasado verano con el estigma de ser un futbolista que se lesionaba mucho. En el Espanyol, donde se enfrentó a una grave operación de ligamento cruzado, a principios de año enganchó unas molestias de pubis con un edema óseo en el pie izquierdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook