26 de diciembre de 2019
26.12.2019
Superdeporte
ENTREVISTA

Manolo Salvador: "Estamos preparados por si en enero vienen a pagarnos la cláusula de un jugador nuestro"

El secretario técnico analiza el mercado y pasa revista a todos los nombres propios de la actualidad

26.12.2019 | 19:40
Manolo Salvador, en plena entrevista con SUPER.

El mercado de inverno se prevé tranquilo pero por si las moscas el Levante UD está ya preparado. Así lo reconoce el técnico de Faura que, en su segunda etapa en el club, pasa revista a los temas candentes y los nombres propios de los primeros meses de competición.

—¿Le había ocurrido alguna vez que una plaga de lesiones se cebara con todos los centrales de la plantilla?
—No lo he vivido nunca en mi vida ni como jugador ni como director deportivo, todos lesionados al mismo tiempo. Pero problema de planificación no es porque en número tenemos los mismos que cualquier otro equipo de Primera División.

—¿Alguna urgencia para enero?
—Todo el mundo sabe que de entradas, por el fair-play financiero, no podemos hacer ninguna operación, así que todo va a depender de que en un momento dado algún futbolista sin demasiados minutos o que no esté contento nos solicite la salida. Estamos preparados también por si algún equipo pagase la cláusula por un jugador nuestro, pero ahora mismo no está previsto que vayamos a tener movimientos.

—Aun así el área deportiva continúa viajando y recabando información de jugadores, ¿cuál es el plan?
—En principio en el tema de los viajes al extranjero, quitando el que se hizo a Brasil por los sub-17, estamos más enfocados en el fútbol profesional. Cada técnico lleva dos o tres ligas diferentes y cuando ellos tienen los datos a nivel económico nos solicitan planificar el viaje para ver a esos jugadores. Esto es como una pirámide, cuando ven que un jugador entra en los planes de cara a junio, David (Navarro) y yo tomamos la última decisión viajando, hablando y renegociando todo.

—¿Ha echado en falta alguna posición que tenía que haberse reforzado mejor? Por ejemplo, un extremo.
—En la posición de extremo, de jugador específico de banda, estamos bastante limitados. Por la temporada que está haciendo echas en falta haber conocido mejor en esa posición a Moses Simon, que lo está haciendo muy bien en el Nantes. Con el sistema 4-4-2 o 4-3-3 en vez de con carrileros, seguramente daría mejor rendimiento. El año pasado fue como más de aclimatación y ahora está demostrando que es un jugador para tener muy en cuenta.

—¿Pero puede regresar o el Nantes tiene la obligación de comprarlo?
—Puede ser algo bueno o un problema, pero la realidad es que el club necesita vender por el fair-play. Con la temporada que está haciendo se merece jugar en el Levante y yo contaría con él. Por contrato existe una cláusula de compra obligatoria por partidos y 10 goles alrededor de los cinco o seis millones.

—Es público que el club tiene la obligación de traspasar jugadores por valor de unos 15 millones de euros.
—Rubén con su traspaso a Osasuna rebaja esa cantidad en 3,5, pero sí, tenemos que vender para no penalizarnos el próximo presupuesto.

—Futbolistas con cartel y de caché para hacer caja hay muchos, ya que el pasado verano se quedaron todos.
—El club, cuando yo me reuní con el presidente antes de firmar mi contrato, me dijo que el plan era intentar no vender para que el equipo mejorara los objetivos del año pasado. A partir de ahí hay algunos cedidos también que se están revalorizando. La temporada que está haciendo Pepelu con el Tondela es espectacular, gracias a su rendimiento ha vuelto a la sub-21 y es un valor a tener muy en cuenta. Tenemos que vender sí o sí pero a día de hoy no sabemos a quién y no tenemos tampoco ninguna oferta en firme. A partir de ya hay que contar con los cedidos, 12 o 13, que vuelven a la plantilla y no van a tener sitio. Vamos a intentar que ese problema no exista el año que viene y si existe que sea a menor escala porque no te deja planificar bien una temporada.

—¿Qué opciones hay para arreglarlo antes y que no termine siendo un problema cíclico todos los veranos?
—Avanzarte a los tiempos o que llegue alguna oferta si no de compra, al menos de cesión en la que en el contrato no tengamos que aportar nosotros nada. Son números que van sumando y que nos permitirían hacer una buena plantilla, pero va a ser un camino complicado.

—Sí que hubo clubes interesados en futbolistas como Campaña y Roger, aunque el club no dio pie a negociar.
—El tema de Campaña lo llevaba más el presidente porque existía un compromiso por ambas partes del momento el que se acordó la renovación. Pero por Campaña no me consta que llegase oferta firme y por Roger tampoco, aunque sí hubo un amago por parte del Espanyol, que al final se decantó por Calleri.

—Desde el primer momento ha tenido claro que Roger no se movía y rompió una lanza para retenerlo.
—Cuando llegamos David (Navarro) y yo lo primero que le decimos al presidente es que Roger es una pieza fundamental en el equipo. A nivel deportivo no teníamos ninguna duda porque es un jugador que te lo da todo, a parte del gol te aporta trabajo y con lo movimientos que tiene es un incordio continuo para los centrales: los números están ahí. En mi época anterior hubo un entrenador que no contaba con él y lo cedimos, pero nunca he dudado de él. En el campo lo da todo y a cualquier club de Primera le gustaría tenerlo en su plantilla.

—La plantilla estaba prácticamente hecha cuando llegó en verano en el apartado de entradas a expensas de los fichajes de Duarte y Radoja.
—El tema de Duarte, independientemente de que estábamos convencidos de que podía aportar a nivel de jerarquía, es el de un jugador que llega libre cuando tenemos centrales que por todos hemos pagado traspaso. Duarte viene a competir con compañeros más acoplados al equipo y el primer partido que jugó de titular fue contra el Madrid en un sistema distinto de inicio. Defensivamente el equipo no estuvo bien en aquella primera parte pero no por los defensas sino porque las transiciones las haciamos lentas. Con minutos va a dar rendimiento.

—La verdad es que estaba empezando a cogerse cuando se rompió.
—Ha tenido mala suerte porque la lesión le ha venido en un momento en el que por la falta de gente estaba teniendo la oportunidad de demostrar lo que vale.

—Tal y como está el mercado llama la atención que en el mercado otros clubes dejasen escapar a Radoja. Si sigue así se lo van a quitar de las manos, ¿está bien atado por contrato?
—Sí, no tiene una cláusula multimillonaria como la de los jugadores por los que pagas traspaso, pero está bien atado y es un jugador que está muy implicado y es un superprofesional. Físicamente es un portento que podría jugar todos los días más de 100 minutos y no lo notaría. A dia de hoy no me explico cómo no está en la selección porque para cualquier país del mundo sería importante o al menos estaría dentro de las convocatorias habituales.

—El que no falla con su selección es Vukcevic, aunque por contra continúa sin cogerse con el Levante.
—Montenegro no tiene el nivel de Serbia o Croacia... Por las circunstancias, en el momento en el que entra Radoja, que tiene más dinamismo, le ha tocado competir con él. A nivel profesional estamos contentos pero Radoja es el titular y Vukcevic tiene que demostrar lo que vale porque en esa posición puede aportar.

—¿Cómo afrontan desde el área deportiva el tema de Rapha Dwamena?
—Es un tema médico, una desgracia, y está más en manos de jurídico, del Zaragoza y sus abogados. A nivel deportivo fue cedido para que tuviese minutos pero no ha podido demostrar su valía por la enfermedad. Vamos a esperar a ver cuál es el diagnóstico definitivo, aunque hay que admitir que no pinta muy bien.

—Las operaciones importantes en lo que va de temporada han sido las de Paco López y Aitor, ¿queda alguna?
—De momento no va a haber ningún movimiento más. El tema del portero, por el límite salarial, pasaba porque aceptara las condiciones sin que repercutiera mucho en el presupuesto. Con la edad que tiene es alguien que nos va a dar muchos años de buen nivel, es un portero rápido, dinámico y muy buen profesional. Y con el tema del míster ya estaba todo encarrilado cuando yo llego al club y estoy de acuerdo. Antes de volver ya escribía que me gustaba mucho y por supuesto sigo pensando lo mismo. Que, como se estaba diciendo, se haya tardado tiempo en hacer oficial la renovación no dependía del área deportiva.

—Tener a un entrenador como Paco López que se adapta como un guante al club es también un mal de cabeza menos para los responsables deportivos, ¿no le parece?
—Es muy dialogante, no es desconfiado en nada, no es un búnker, los técnicos podemos entrar a las charlas si lo consideramos oportuno y eso es fundamental. Cualquier cosa te la debate, no se cierra en sí mismo y es un entrenador de los que existen pocos pero para bien, siempre te lo comenta todo.

—¿Que tenga un sello tan distintivo debido a su gusto por el fútbol ofensivo condiciona mucho a los técnicos de un club como es el Levante?
—Te condiciona en que es un sello que, salvando las distancias, tienen muy pocos equipos, incluso muchos grandes, pero esto nos ha llevado a estar tres años en Primera. A lo mejor pasamos por altibajos porque goleas o te golean, pero lo que cuentan son los puntos. Evidentemente todo es mejorable y a lo mejor nos gustaría cerrar más partidos y sumar más, pero hay que valorar que este equipo nunca de jugar, que no es de los que rascan tiempo simulando lesiones. El míster está tratando de mejorar el otro fútbol, el que tiene que ver con la calidad no ofensiva, sino defensiva. Si eso lo mejoramos vamos a estar mucho más arriba. El equipo ofrece un fútbol en el que no puedes decaer y está capacitado, como ha demostrado, para ganarle a cualquiera.

—¿No le parece que por plantilla, recursos y estilo el Levante debe estar en la pelea por objetivos mayores?
—Del centro del campo en adelante, incluso los laterales, hay mucha calidad y recorrido. Bardhi, Rochina, Campaña, Morales... En la medular hay una calidad en la transición y las alternativas increíble. A pesar de que a veces encajamos goles somos un equipo finalizador.

—¿Le preocupa que Morales no esté siendo el que era o el de la versión a la que nos tenía acostumbrados?
—El de la temporada pasada era del nivel que podía tener Messi en el Barcelona. No lo veo tan mal, está cumpliendo y aunque no tiene la misma capacidad goleadora, llegará. Morales lo está intentando, pero lo del año pasado está por encima de todas las expectativas y mantener ese nivel es muy difícil. El míster no lo quita y si estuviera muy por debajo ya lo hubiese cambiado porque es de los que no mira los nombres.

—¿Qué hay de su renovación?
—Morales tiene dos años más de contrato y nuestro deseo es que se retire en el Levante. Cuando venga junio hablaremos de todo. Hubo ofertas pero no quiso escucharlas ni valorarlas. Eso es de ser buen capitán y el Levante lo agradece. Mientras nosotros estemos aquí y a la par haya rendimiento deportivo esas cosas las valoramos mucho.

—¿Qué ha pasado para que Vezo, por el que se ha hecho una fuerte inversión, no haya alcanzado aún el nivel que tuvo la temporada pasada?
—Ahora está lesionado, pero era un tema de que físicamente a lo mejor no vino en pretemporada al nivel que esperábamos. Poco a poco iba a más y ahora tenemos que esperar porque no sabemos esta lesión lo que va a repercutirle, ya que se trata de un jugador que no puede parar. Vezo tiene que estar entrenando y jugando, porque por su físico cuando deja de hacer eso no le permite estar a ese nivel. La lesión le va a parar bastante pero esperemos que no tanto. Si está bien físicamente sabemos que es un central espectacular.

—¿Dónde colocamos el listón?
—El que piense otra cosa se equivoca. Para este equipo lo primero es mantener la categoría. Pero luego, por lo que ofrece de fútbol, está claro que el Levante es un equipo capacitado para estar más arriba y no pasar los apuros de la última vez.

También te puede interesar:
La primera entrevista a Manolo Salvador tras su regreso

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook