12 de febrero de 2020
12.02.2020
VILLARREAL - LEVANTE

Paco Alcácer - Roger Martí, un mano a mano que viene de lejos

Los dos 'killers' de Villarreal y Levante ya pugnaron en las inferiores del Valencia CF

12.02.2020 | 20:05
Una imagen de Paco Alcácer y Roger Martí levantando pesas cuando eran niños.

Temporada 09/10. El juvenil del Valencia CF dirigido por Vicente Mir y con una hornada de futbolísticas fantástica —en la que entre otros estaba Isco Alarcón— se proclama campeón de su grupo de División de Honor y llega al final de la Copa de Campeones, cayendo ante el Real Madrid en Benidorm. Esa generación antes mencionada tiene dos goleadores de lujo cuyos nombres son Paco Álcácer y Roger Martí.

Durante todas las temporadas anteriores en las que habían coincidido en las inferiores del Valencia ambos habían hecho goles siempre en sus respectivos equipos —Paco había llegado en infantiles del Torrent CF mientras Roger lo había hecho en cadetes procedente del CD Serranos— y ambos dan el salto al Mestalla, pero la carrera de Paco Alcácer desde ese momento fue meteórica mientras que Roger Martí apenas unos meses después tenía que salir del club como cedido al Burjassot en el que era su último año de contrato como valencianista.

Actualmente, y pese a que Paco es un recién llegado a Vila-real, se puede afirmar que ambos son las referencias ofensivas de sus dos equipos. Uno es el fichaje más caro de la historia del Villarreal e internacional absoluto, mientras que el otro es el máximo goleador nacional del fútbol español. No es baladí. Sin embargo, el camino hacia el éxito fue bien diferente en ambos casos. Diametralmente opuesto.

Apuesta de club

Alcácer, el delantero por el que apostó siempre el Valencia, se asentó en el Mestalla, luego en el primer equipo del Valencia superando algún duro trance a nivel personal y pese al ya célebre «No vamos a vender a Paco Alcácer» de Lay Hoon, acabó siendo traspasado al Barça por 30 millones fijos y dos en variables. De allí fue al Dortmund y de allí ha regresado a Miralcamp.

Roger, por su parte, hizo un ejercicio de resiliencia cuando tras salir cedido del Mestalla al Burjassot y pese a seguir haciendo goles, se vio en un equipo que acabó descendiendo a Regional Preferente. Pese a ello, su entonces agente Quico Hermoso lo ofreció al Levante UD y la secretaría técnica granota compuesta por Mora y Aizpurua, junto al entonces técnico del filial levantinista José Gómez, pusieron su nombre sobre la mesa. Manolo Salvador firmó su contratación. Con el Levante B subió a Segunda B y jugó un 'play-off' de ascenso a Segunda A, antes de salir cedido a Zaragoza y Valladolid y superar dos graves lesiones de rodilla para regresar y triunfar en Orriols.

Casi vecinos

Residentes ambos en Torrent durante su infancia, su relación es cordial. Ambos se han enfrentado de forma puntual posteriormente y este fin de semana tienen la oportunidad de prolongar un mano a mano que viene de lejos. De hecho, a la sombra de ambos en la cantera valencianista estuvo algún que otro goleador de prestigio como pueda ser ahora el gallego Borja Iglesias —cuando Paco y Roger estaban en el juvenil A, él estaba en el B—, quien curiosamente aún como juvenil dio el salto al Villarreal. Sin embargo el fútbol da tantas vueltas que mientras aquel espigado y desgarbado gallego que brilló en el juvenil amarillo milita ahora en el Betis tras triunfar en el Espanyol, son los otros dos canteranos valencianistas los que acapararán buena parte de los focos en el Villarreal-Levante. Los goles son cosa de ellos —con permiso de Gerard Moreno que lleva nueve en LaLiga— en un Villarreal-Levante apasionante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook