22 de marzo de 2020
22.03.2020

Un box to box para la medular

El camerunés, uno de los preferidos, coincide con el retrato robot del mediocentro al que aspiran los técnicos

22.03.2020 | 18:18
Zambo Anguissa, del Villarreal, en un partido contra el Leganés.

El traspaso hace ya dos temporadas de Lerma al Bournemouth fue el más caro de la historia y un éxito económico para el Levante UD, que acabó sacando más de 30 millones de euros por un jugador con el que le tocó lidiar durante el verano por su declaración en rebeldía. Sin embargo, el vacío del colombiano, al que se ha visto en las gradas del Ciutat en muchas oportunidades de visita, nunca se ha conseguido llenar.

Vukcevic estaba llamado a desempeñar su rol, pero pese a las pinceladas de los últimos tiempos, el perfil del montenegrino es distinto y está en el origen de las mil y una opciones planteadas por Paco López, desde los cambios de sistema a las combinaciones de hasta cuatro medios puros. La llegada de Radoja, cuyos problemas físicos han sido un grave contratiempo, fue un soplo de aire fresco, pero aun así el perfil de Lerma siempre ha faltado. Por eso, de cara a la próxima temporada, y aunque a expensas de que se despeje la nueva incertidumbre económica, el entrenador y el área deportiva tienen claro que uno de los grandes objetivos para apuntalar la plantilla es un medio físico.

Como demuestra el trabajo que se ha hecho en los últimos meses a base de rastrear ligas extranjeras y la Segunda División, categoría en la que se han adelantado gestiones con futbolistas que terminan contrato como el caso de Son, sobre la mesa ya hay dibujado un patrón. Y el que corresponde al mediocentro encaja perfectamente con el retrato robot de un box to box muy del agrado prácticamente de todos: Zambo Anguissa (consulta aquí sus datos).

El camerunés ha sido una de las revelaciones del primer tramo de LaLiga, aunque ahora ha perdido el sitio y todo apunta a que el Villarreal, con Calleja probando otras alternativas, no va a ejercer su cláusula de compra con el Fulham, tasada en 25 millones. Anguissa, de 23 años, se dispara económicamente para los granotas, pero está por verse qué futuro le depara en Inglaterra y si, como hace un año, en Londres apuestan otra vez por una cesión. Tras explotar en el Marsella, el Fulham pagó 30 millones pero no cuajó en la Premier, donde solo jugó 22 partidos.

Cortados por el fair-play

Anguissa se ajusta a lo que necesita y quiere el Levante, pero no es el único nombre que encaja, máxime teniendo en cuenta que la secretaría técnica ya estuvo durante el mercado de fichajes del pasado verano, los primeros meses de Manolo Salvador y David Navarro, desgranando nombres y haciendo informes de los centrocampistas con opciones de recalar en Orriols. Entonces la mayoría de ellos provenían de ligas extranjeras, sobre todo la francesa y la alemana. También estuvo en la agenda el nombre de Cáseres, relegado precisamente en el Villarreal y penalizado por su juventud.

Los problemas económicos con el fair-play frenaron las posibilidades de acceder al mercado vía traspaso, pero en teoría ese obstáculo está ya superado gracias a las ventas de Cabaco y la probable de Moses Simon al Nantes. Con mayor margen, los planes pasan por tocar casi todas las líneas del equipo, especialmente la defensa, además de la medular, aunque todo va a depender también de lo que ocurra con otros futbolista como Campaña. Aunque lo parezca, no es seguro que el andaluz vaya a abandonar Orriols, ya que a la espera de su internacionalidad, el objetivo no es malvenderlo. Pero es indudable que se trata de la pieza maestra para encajar el puzle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook