31 de marzo de 2020
31.03.2020
Superdeporte

Muchos fichajes y dos claves

Los planes deportivos pasan por reforzar las áreas y tirar de talonario si es necesario

31.03.2020 | 22:09
Manolo Salvador y David Navarro.

Quico Catalán está enfrascado en temas más urgentes estos días, desde las reuniones con LaLiga a cuentas del calendario y el agujero de los derechos de televisión a los nuevos plazos para la reforma del Ciutat de València pasando por el ya también más que probable retraso del pleno del Ayuntamiento en el que a principios de abril debería haberse votado el plan de Nazaret.

Sin embargo, pese a los estragos de la pandemia en todos los órdenes, el presidente dio luz verde tiempo atrás al área deportiva para que planifique la próxima temporada, incluso con poderes para ir cerrando las primeras operaciones, de ahí que se haya contactado con futbolistas libres de contrato a partir de junio en Segunda División como Son y Malsa. Los técnicos van a reforzar tanto el lateral derecho como la posición del mediocentro defensivo, aunque no es ahí donde van a enfocarse los esfuerzos. Y es que la llave maestra a partir de ya va a pasar por las áreas.


Ver Galería
    

El confinamiento, aunque se trata de un problema común a todos los clubes, ha afectado directamente al trabajo del área deportiva. Lógicamente se han cortado los viajes para ver en directo a los futbolistas a los que se está siguiendo y que han sido una tónica general en los últimos meses, tanto a escala nacional como en el extranjero. Estas son semanas de videos y de tirar de la conocida plataforma 'Wyscout', en la que siguen haciendo horas.

De hecho, a nivel interno es un escenario que puede alargarse. A expensas del desenlace del calendario, tanto por el final de la actual campaña como el inicio de la próxima, es probable que las negociaciones también se produzcan en modo telemático y que prácticamente se haya convertido en un imposible volver a seguir en directo a los futbolistas que están en la agenda de cara a la 2020/2021.

Nuevo escenario en verano

Si no hay novedad, y una vez que se ha descartado la posibilidad de acogerse a un ERTE, el Levante se plantará en verano sin la pesada mochila del fair-play a cuestas. La apuesta de LaLiga y la Federación es acabar la temporada, por lo que los ingresos de la televisión terminarán llegando y eso, junto a la posibilidad de cerrar alguna cuantiosa venta, permitirá acometer de nuevo traspasos después de un año de fichajes a coste cero. Manolo Salvador y David Navarro solo han podido fichar a Radoja, Duarte y Bruno y ahora tienen claro que los esfuerzos tienen que destinarse a reforzar dos puestos claves: defensa y delantera. En ambos hace falta contundencia.



En ataque Borja Mayoral volverá al Real Madrid tras dos cesiones en las que ha demostrado ser un buen jugador pero sin el gol que justifique el dispendio de varios millones de euros en su préstamo. Roger es hoy por hoy el indiscutible delantero titular y la evolución de Morales invita a verlo cada vez más lejos de la banda, mientras que en el caso de Sergio León las expectativas están lejos de cumplirse.

Y en defensa, el fichaje de Vezo no ha sido suficiente para apuntalar una línea siempre en el ojo del huracán más allá de las paradas de Aitor. Postigo tiene contrato en vigor y continuará, pero Duarte volverá a estar en el mercado y la continuidad de Bruno, pese a su buen estreno contra el Real Madrid, es una incógnita. Después de un año natural en el dique seco, Róber Pier también tiene que volver. Cuando se retome la competición, el gallego se presume como uno de los fichajes de última hora para las jornadas decisivas.

Todos los planes dependen también de lo que ocurra tanto con futbolistas que como Aitor y Campaña están en el escaparate como con aquellos prescindibles. De los cedidos, sin contar a Moses, Pepelu y Sadiku son los más revalorizados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook