02 de diciembre de 2020
02.12.2020
Superdeporte

Se confirma la lesión de Campaña: es todavía peor de lo que parecía

Rotura grave en los isquiotibiales que le obligará a una larga estancia en el dique seco

02.12.2020 | 21:41
Se confirma la lesión de Campaña: es todavía peor de lo que parecía

No hay semana sin sobresalto. Del primer parón internacional volvió roto Vukcevic. Del segundo, Bardhi. Por el camino dio positivo Roger. Y contra el Elche, la contusión testicular de Aitor. Antes que todos ellos se tiró un tiempo en la enfermería Rochina. Y ahora la china ha sido para Campaña. Aunque más que china es un pedrusco. El centrocampista del Levante estará varias semanas de baja por una lesión muscular de grado 2 en los isquiotibiales de la pierna derecha, ha confirmado este jueves el club después de que el futbolista se retirara del entrenamiento del miércoles.

A mitad de la tarde del miércoles se confirmó el diagnóstico. Y eso que la primera exploración arrojaba pocas dudas. Durante el entrenamiento matinal en Buñol, Campaña había sentido un latigazo fuerte en la zona de los isquiotibiales de su pierna derecha. Señal inconfundible para los profesionales de que hay rotura. Y de que es grave.

Tras retirarse del entrenamiento, las pruebas revelaron una lesión incluso peor de lo que parecía. Estaba claro que contra el Getafe era baja segura, pero ahora hay que esperar a ver si llega a tiempo de volver a principios de febrero. Aunque no está jugando a su nivel, sin duda son malas noticias para Paco López.

El jugador sevillano, que esta temporada se estrenó como internacional con España, ya se perdió por lesión el partido en Granada del pasado 1 de noviembre y fue suplente una semana después ante el Alavés en Valencia.

Su lesión más grave

Ya hay parte oficial, los plazos apuntan a que estará en el dique seco unos dos meses en el mejor de los casos y tres en el peor, pese a que en el comunicado de dice que "el tiempo de baja estimado está supeditado a la evolución de la lesión".  Llevaba varias semanas arrastrando molestias, aunque este problema no tiene que ver con el que a principios de noviembre lo apartó del partido con el Granada. Entonces, también sin parte médico porque no hubo lesión como tal, fue el míster quien se curó en salud no forzándolo por unas molestias en los abductores. «Nada grave, pero no estaba para jugar el partido», dijo el entrenador. A la jornada siguiente, ante el Alavés, fue suplente por primera vez.



En sus cuatro temporadas como granota tan solo se había perdido dos partidos por problemas físicos. Ambos el año de Segunda. En todo ese tiempo, de las siete veces que no estuvo en el equipo, seis fueron por sanción. La otra por decisión técnica, un banquillazo contra el Betis en febrero de 2018 (0-2), de los últimos partidos de Muñiz. El Levante nunca ha ganado sin él en el campo. Este curso, excepto contra Osasuna, tampoco cuando ha estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook