22 de febrero de 2021
22.02.2021
Superdeporte

Reunión importante en Orriols

El Consejo granota tiene varios temas capitales sobre la mesa, en especial el de la dirección deportiva

22.02.2021 | 23:02
Reunión importante en Orriols

Salvo cambio de planes, el próximo jueves vuelve a reunirse el Consejo de administración del Levante, una cita que en principio es de carácter ordinario y para la que no ha trascendido el orden del día pero en la que todo apunta a que uno de los temas más importantes encima de la mesa será la renovación de la dirección deportiva. Los resultados del trabajo desarrollado en estas dos últimas temporadas por Manolo Salvador y David Navarro son tan contantes y sonantes que en el seno del órgano directivo existe unanimidad en la conveniencia de darle carrete a un proyecto que se ajusta como anillo al dedo tanto a la esencia del club como a la realidad económica que se está viviendo.

En un contexto complicado y ante la necesidad de hacer caja, el éxito de los fichajes de bajo coste es el gran aval de un área que ya trabaja en el próximo curso y que también mantiene una relación estrecha y fluida con Paco López. De hecho, preguntado al respecto en una de sus últimas comparecencias, el entrenador de Silla reconoció que no era competencia suya sino del club pero que en su opinión el trabajo ha sido «fenomenal».

DOS TEMPORADAS. No sólo Manolo y David terminan contrato el próximo junio, sino que en esa situación se encuentran el resto de técnicos que forman parte de la dirección deportiva. Sin margen para la sorpresa, una de las pocas dudas por resolver es si la renovación volverá a ser por dos temporadas, coincidiendo con el final de mandato de la directiva, o será por más años.

Junto a otros asuntos de consideración económica, determinantes en el futuro a corto plazo del club, también está previsto que el presidente pase revista a las gestiones por la Ciudad Deportiva de Nazaret, un proyecto al que desde Orriols se le quiera dar vuelo definitivamente después de demasiados meses de retrasos imputables básicamente a la lentitud burocrática por parte del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook