05 de abril de 2021
05.04.2021
Superdeporte

Melero, la llave que cierra el medio

El medio ya se ha ejercitado con el equipo y abre la posibilidad de la vuelta al 4-4-2 de Paco López

05.04.2021 | 22:18
Melero, la llave que cierra el medio

La vuelta de Melero al grupo abre un nuevo horizonte para Paco López, quien encuentra motivos para poder recuperar el 4-4-2 con un pivote y un jugador que ordene y también sume llegada. Su lesión en Copa del Rey, en la ida de las semifinales donde además marcó gol, generó un problema teniendo en cuenta que Campaña también está KO y que además Malsa ha pegado un ligero frenazo en su rendimiento. Por todo eso, y tras pruebas con otros futbolistas y sistemas, el centro del campo granota puede haber encontrado la solución.

La sensación es que lejos del 4-4-2 el equipo ha tenido grandes partidos pero de manera muy puntual. Uno de ellos sin ir más lejos en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid con un triunfo que sorprendió al líder y que empezó a dinamitar LaLiga. Con tres centrales, dos carrileros, doble pivote, Morales-Rochina por delante y Sergio León arriba, el equipo estuvo sólido por dentro y por fuera. Y cuando el Atleti encontraba espacios ahí aparecía Dani Cárdenas. Desde entonces, el único triunfo del Levante en LaLiga ha sido contra el Valencia en el Derbi del Ciutat de València y curiosamente llegó potenciando el centro del campo. Es más, más allá del 4-4-2 o el 4-1-4-1, la sensación es que el equipo ha tenido mejor rendimiento con un sistema de cuatro atrás.

En San Mamés, en Copa del Rey, el Levante cuajó una actuación soberbia con un 4-1-4-1. Radoja por detrás de Melero y Bardhi, actuando de interiores, más la figura de De Frutos y Morales por fuera para atacar por banda y Roger en el corazón del área.

En la vuelta precisamente contra el cuadro vasco, Paco López sacó de inicio el mismo sistema que en San Mamés pero no tuvo el mismo resultado. El equipo sí jugó bien pero le costó más ahogar en salida a un Athletic que se plantaba pronto en campo rival. Al descanso además tuvo que cambiar a Róber Pier por lesión y entró Bardhi, con Malsa actuando de pivote, aunque poco después entró Vukcevic. Pero los problemas en el centro del campo han sido recurrentes y, con poco a mano, Paco López ha tenido que recurrir en varias ocasiones a ese 3-2-2-1.

Ausencias para Paco López

Los problemas en esa media además han sido habituales durante todo el curso. El único centrocampista que se ha librado de las lesiones ha sido Mickael Malsa. A partir de ahí, todos y cada uno de los protagonistas han tenido su momento lesionados. El más grave ha sido Campaña, curiosamente el jugador con mayor valor de toda la plantilla en el mercado según Transfermarkt. También sucede algo similar con Bardhi, quien ha estado fuera diez duelos durante esta temporada por problemas físicos.

Situación idéntica en el caso de Nikola Vukcevic, un caso aún más grave, ya que ha estado fuera un total de 16 duelos en LaLiga Santander, algo que ha dejado al equipo también cojo en esa parcela del pivote. Radoja también ha vivido un escenario similar, ya que ha tenido que estar fuera cinco partidos esta temporada y además en el momento más complicado del curso. Y lo cierto es que entre tanta baja el equipo no ha podido tener estabilidad en una parcela que es fundamental para Paco López, ya que el equilibrio en defensa y la salida de balón más llegada en ataque se antojan fundamentales en su filosofía de juego. Por todo eso, la vuelta de Melero ante el Eibar supone aire fresco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook