La valenciana Carla Reig, se ha alzado este fin de semana con el título de Campeona de España de Caza Menor con Perro en la categoría femenina. Una prueba que se disputó en Campo de Criptana (Ciudad Real) y en la que obtuvo 2500 puntos, y logró imponerse a 32 rivales. Se trata de la primera vez que se celebra esta prueba separada de la categoría masculina.

Licenciada en Ciencias Ambientales y Técnica Municipal de Medio Ambiente, Carla Reig se define como una mujer "apasionada de la caza, enamorada de la naturaleza y afortunada de estar rodeada de los suyos". Acompañada por su Spaniel Breton, Traca Nina, se inició en la actividad cinegética gracias a su padre, con quien tiene "un vínculo muy especial, gracias a la unión que sienten por la caza y la naturaleza".

¿Qué sensación tienes después de haberte proclamado campeona de España? Al final el esfuerzo y sacrificio han tenido su recompensa.

La sensación es fantástica ya que he conseguido controlar mis nervios, que eran mi mayor enemigo. Salí a disfrutar de la jornada de caza y del campeonato junto con mi perra, y lo conseguimos. Esta era mi 5ª final, y excepto en la primera, las otras pruebas las había perdido yo. Pero con constancia, aprendiendo de los errores y cazando con entusiasmo, lo hemos conseguido.

Podio del Campeonato de España de Caza Menor con Perro. FEDERACIÓN DE CAZA C. VALENCIANA

¿Cómo fue la jornada? ¿Pudiste disfrutar junto a tu perro?

Si, pude disfrutar en todo momento de mi Traca Nina. Traca es mi perra desde que tiene 30 días de vida y nuestra complicidad es máxima. Ella me brindaba oportunidades muy buenas que yo aprovechaba e íbamos sumando puntos. La ovación en la llegada al punto de control, y la mirada emocionada de mis padres, nos transmitió que habíamos cazado muy bien.

¿Cómo ha ido la temporada? ¿Has podido entrenar todo lo que te hubiera gustado?

No, la verdad es que este año era el que menos preparada iba ya que he tenido que dedicar mucho tiempo a la mejora de mi carrera profesional y no había entrenado como en años anteriores, ni Traca ni yo. Pero sacamos fuerzas para conseguir este gran resultado que nos ha valido para proclamarnos campeonas.

¿Quiénes son tus mayores apoyos a nivel personal y profesional?

Mi familia y mi pareja. Mi madre es quien siempre está dando ánimos, mi padre quien me enseñó el mundo de la caza y mi pareja quien me ha hecho ser campeona. Y, ¡cómo no!, mis amigos que siempre han confiado en mí y, por supuesto, mis patrocinadores Benisport y Cartuchos Trust, que sin tener ningún título apostaron por mí.

¿Qué objetivos te marcas ahora?

Disfrutar de la caza y de cada campeonato en el que participe. Este año he conseguido dos importantes podios nacionales gracias a disfrutar de la competición, así que ese es el camino.

¿Cómo te iniciaste en la actividad cinegética? ¿Qué modalidades practicas?

Me inicié siguiendo a mi padre. Siempre he ido con él y mi afición y ganas de practicar la actividad han ido a más. Tenemos un vínculo muy especial y es gracias a la caza y a la naturaleza.

Las modalidades cinegéticas que practico son la caza menor con perro, las perdiz y conejo, también la caza en puesto fijo, tordo y torcaz. También practico las modalidades deportivas de compak sporting y recorridos de caza. Así que todo el año estoy entrenando en el monte o en cancha, aunque si la veda lo permite, siempre elijo cazar con mi perra.

Cada vez sois más mujeres cazadoras. ¿Cómo ves actualmente el hecho de ser mujer dentro del mundo de la caza?

El deporte no entiende de género sino de ganas de practicarlo. Las mujeres somos como los hombres y no tenemos límites. Creo que tenemos que dejar de hacer diferencias y saber que somos todos y todas iguales. Afortunadamente, en el siglo en el que estamos somos capaces de todo, de practicar lo que nos gusta sin mirar si somos mujeres u hombres, y esa es la mayor fuerza para que las mujeres se lancen a practicar nuestro deporte o cualquier otro. Ya no somos objeto de miradas raras porque cada vez somos más, y debemos actuar por normalizar esta situación.

¿Crees que está cambiando la visión que la sociedad percibe de la caza y el mundo rural?

Tenemos mucho trabajo en este aspecto. Creo que tenemos que mostrar lo que hacemos. Somos los mayores cuidadores de los ecosistemas que nos rodean, los mayores defensores de la fauna de nuestros hábitats, los más respetuosos con todo nuestro entorno, pero tenemos que mostrar al resto de personas, en especial a quien lo desconoce todo lo que hacemos. La caza es una herramienta de gestión y control poblacional, que evita entre otros problemas, daños a la agricultura. Y la agricultura y el mundo rural son imprescindibles para el desarrollo de la vida.