14 de enero de 2021
14.01.2021
Superdeporte
POLÉMICA

Abandono a un copiloto del Dakar en medio del desierto

La tensión entre Ricardo Ramilo y Xavi Blanco acabó con el segundo fuera del coche y teniendo que ser rescatado

14.01.2021 | 20:23
El vehículo de Ricardo Ramilo y Xavi Blanco, evacuado en helicóptero

La undécima etapa del Dakar ha dejado una polémica acción sin precedentes entre dos compañeros de la categoría SSV, que compartían camión y carpa con el valenciano Emilio Ferrando.

Y es que aunque el debutante Ricardo Ramilo y el copiloto Xavi Blanco ya estaban compitiendo en la modalidad de Dakar Experience al abandonar días atrás por el pinchazo de tres ruedas, la tensión entre ambos llegó hasta tal punto que el copiloto se bajó del vehículo en el kilómetro 170 y el piloto continuó la etapa dejándole solo en el desierto, hasta que fue rescatado por su propio equipo más de una hora después. Xavi Blanco confirmó horas después a sus amigos y compañeros de aventura que Ricardo le había abandonado en medio del desierto.

"Me he bajado del coche y me ha dicho ahí te quedas y se ha ido, y por lo tanto es un abandono totalmente", explicó posteriormente en Cuatro TV el propio Blanco, que cuenta con varias participaciones en el Dakar. "Me contrató por mi experiencia para poderlo guiar y enseñar pero no entraba mucho en razón, es un personaje singular y ya llevábamos varios días que me costaba mucho que me hiciera caso y llegó un punto que he visto que mi vida peligraba", dijo.

"Cuando ves que el piloto no..., entonces pones en riesgo tu vida -continuó- y yo le digo que pare, me bajo para coger un poco de aire y me dice que ahí me quedo y se larga. Tuve la suerte de que 15 kilómetros antes había una asistencia y de que logré sacar la mochila donde llevo mi pasaporte y el teléfono vía satélite y pude contactar con el equipo y darle mi ubicación para que me recogiesen una hora y pico después".

Por su parte el piloto gallego Ricardo Ramilo negó esta versión y recordó que el incidente, que tuvo lugar en el kilómetro 170 de la undécima etapa "no ocurrió en ningún desierto" sino nada más salir de un control de carretera. "No es igual dejar a un persona en una calle que en el desierto donde se puede morir, es muy diferente", apuntó.

"Me lo pidió él (bajarse), el que me quedo tirado soy yo, que me quedo sin los cables, sin teléfono vía satélite y sin el cartón para poder sellar los controles de paso, y luego me entero que no puedo correr solo y eso tampoco me lo contó, con lo que me deja tirado él a mí", añadió Ramilo.

El piloto, que participa en su primer Dakar, contó que tras el incidente volvió a buscar a su compañero al lugar donde lo había dejado, que éste se escondió "detrás de unos árboles" y como no le encontraba, dio tres vueltas "y cuando lo veo me pongo a su lado y le digo que se suba sigue enfadado y se va a esconder detrás de los árboles", por lo que continuó con su recorrido en solitario.

Ambos están a la espera de conocer la decisión de los comisarios de la prueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook