El Rally de Marruecos llega a la mitad de carrera con victoria de etapa y liderato de Ricky Brabec. Nuevamente, una etapa larga, rápida, completa y con poca navegación, aunque los repentinos cambios de velocidad y la rapidez que se exigía en la toma de decisiones correctas ha provocado algunos errores en varios pilotos.

En el briefing de anoche, David Castera, el director del Rally de Marruecos anunció lo que los pilotos se encontrarían en esta tercera etapa de la carrera: pistas rápidas, algunas con piedras, otras más arenosas y también onduladas donde las motos podían exprimir toda su potencia. En esta ocasión, poca dosis de dunas, que han sido más bien pequeñas y sin demasiada dificultad a excepción de dos pequeñas porciones de dunas rotas en los kilómetros 149 y 192. Sin embargo, la navegación no ha sido fácil para algunos pilotos y los 341 kilómetros de especial cronometrada ha provocado algunos cambios en la general.

El estadounidense Ricky Brabec ha sido el protagonista del día. El piloto del Monster Energy Honda Team, con una navegación excelente, ha impuesto un altísimo ritmo que ningún otro piloto ha podido seguir. Brabec no sólo ha ganado la etapa sino también se ha hecho con el liderato provisional del Rally de Marruecos con 10 minutos y medio sobre el segundo clasificado, Pablo Quintanilla.

El chileno Quintanilla ha aprovechado su posición de salida para volver a destacar en esta jornada. El chileno ha seguido la estela de Ricky Brabec y, a pesar de un pequeño error de navegación, ha acabado en novena posición, lo que le lleva a conservar el segundo lugar en la general.

Para José Ignacio Cornejo se ha tratado de otra etapa de aprendizaje en el complicado parque de juegos de hoy. Tras un pequeño lapsus al inicio, ha incrementado su ritmo hasta el punto crítico de la jornada, donde también ha cedido algunos minutos.

Si la cara ha sido para Brabec, la cruz ha sido para Joan Barreda. El de Castellón, que el día anterior perdió el liderato salía con ganas de recuperar tiempo y ha sido el más rápido hasta llegar sobre el kilómetro 240, donde un error en la navegación le ha hecho perder el rumbo correcto. El piloto se ha confundido y se ha unido a la pista correcta unos kilómetros más adelante, saltándose un punto de paso, recibiendo una penalización por ello.

"He empezado la etapa con un ritmo fuerte, estaba sintiéndome bien y en el repostaje he visto que llevaba ventaja a los que habían salido por delante. Después del repostaje hemos llegado a un punto donde había otros pilotos perdidos. He intentado encontrar el buen camino, pero era un poco confuso y no he podido encontrar el punto de paso. Lo importante es que seguimos en carrera y podemos continuar haciendo kilómetros en el desierto, algo que no hacía desde enero. La moto funciona perfectamente y creo que tengo un buen ritmo", comentó Joan Barreda que se aleja a 54:44 del líder.

Especial más larga

Este martes, temprano, se dará salida a la cuarta etapa de este Rally de Marruecos, que tendrá la especial más larga de todas: 367,43 kilómetros contra el reloj de un total de 546,30 kilómetros. Por tercera vez, la acción transcurrirá en una amplia zona al este/noreste de la ciudad de Zagora.