Aunque no ha sido un día precisamente fácil para él, Joan Barreda acabó emocionado la penúltima etapa del Dakar en la que perdía 25 minutos diciendo adiós a sus opciones de alcanzar la victoria final. El castellonense en su cuenta de Instagram agradece las muestras de apoyo que ha recibido: "Quiero empezar esta nota dando las gracias por todos los mensajes de fuerza que me habéis dado estas dos semanas".

Pero además, el castellonense narra un episodio en el que se demuestra la solidaridad y compañerismo que se vive en el Dakar: "Después del miércoles donde no salimos bien parados a nivel de estrategia, hoy salíamos terceros y solo quedaba abrir pista y hacerlo lo mejor posible. Diría que ha sido una de las etapas más duras de mi vida, y a la vez una de las más emotivas. Tirando hasta el kilómetro 260, donde mi moto se ha enganchado en una duna y he salido catapultado, dañándome más la clavícula. Justo por detrás venían Kevin Benavides y Toby Price que se han parado a levantarme la moto y animarme a que siguiera. Quiero darlse las gracias por lo tanto que ha significado en ese momento".