El piloto de Carcaixent Daniel Albero ha completado su primer Dakar en coches, un año después de que hiciera historia al convertirse en el primer Diabético tipo 1 en finalizar el mítico rally en la modalidad de motos, lo que logró en su tercer intento.

Ahora, Albero, acompañado de Jorge Vera, su copiloto, y con un Toyota Land Cruiser de 1999, ha alcanzado este viernes la meta de Yeda, con lo que se ha proclamado 'finisher' de la prueba en la categoría de Classics, o lo que es lo mismo, con vehículos que han hecho historia en otras ediciones del Dakar.

Lo han hecho no sin problemas, pues una rotura de una pieza les dejó tirados dos jornadas, hasta que consiguieron repararla. Desde hace unos años, el Dakar permite reintegrarse a la carrera en esta categoría y en en otras siempre que los problemas se resuelven antes de la jornada de descanso, como fue el caso del debutante en motos, Danilo Petrucci, tras retirarse en una etapa por avería, con la consiguiente penalización que le descartaba para la general.

El expiloto de MotoGP llegó incluso a ganar una etapa posterior, algo permitido por la organización pero muy criticado en redes sociales por los puristas del Dakar al no haber completado todas las jornadas del Dakar.