Lo que tenía que ser una completa jornada de fiesta por lo vencedores y los 'finishers' del Dakar se vistió de tragedia. El francés Quentin Lavalée, jefe de mecánica del coche número 726 del equipo PH Spot, participante en la categoría de clásicos del Dakar, falleció este viernes, durante la disputa de la última etapa del Dakar entre Bisha y Yeda, debido a un accidente en la ruta de enlace de los vehículos de asistencia.

"Esta mañana a las 11:30 (hora de Arabia Saudí), en el kilómetro 234 de la ruta de enlace de las asistencias, se ha producido un accidente entre un vehículo de asistencia y un camión local, según ha informado la Policía Local. Lamentablemente, el conductor del vehículo, Quentin Lavalée, de nacionalidad francesa y miembro del equipo PH Spot, ha fallecido a consecuencia del accidente", informó la organización del Dakar en un comunicado.

"Tenía 20 años. El pasajero que viajaba con él, Maxime Frère, de nacionalidad belga, ha resultado herido y ha sido trasladado consciente al National Guards Hospital de Jeda donde se le está realizando una revisión completa. Tiene una contusión abdominal y torácica", continuó el escrito.

El Dakar, que ha coronado a Nasser Al-Attiyah y a Sam Sunderland, empezó marcado por los sobresaltos con dos explosiones en los primeros días que afectaron a dos vehículos de apoyo, y a un piloto francés que tuvo que ser operado de las dos piernas. Aunque la Fiscalía francesa sospecha que fueran actos terroristas, las autoridades saudíes y el propio Dakar descartaron suspender la prueba durante la jornada de descanso del pasado sábado.