La Copa del Rey, la Supercopa y Xavi