Ferran, como un avión y el liderato de LaLiga