Nicolás Otamendi es un central firme, "un animal" como lo llega a definir Rodrigo De Paul, pero también "un osito de peluche". Ambos jugadores, con pasado en común en el Valencia CF, comparten habitación en la concentración de Argentina. Y el cariño es mutuo.

Las bonitas palabras del centrocampista al defensa se han vuelto virales. Todo ocurrió cuando De Paul estaba atendiendo a los medios de comunicación, pasó Otamendi y le acarició el hombro. El periodista no dudó en preguntarle el motivo del gesto y el jugador del Atlético de Madrid explicó por qué le tiene tanto cariño.

Para empezar, matizó que hay que diferenciar al central en el campo y fuera de él: "Es un animal, pero son dos personas, porque después en la pieza es un osito de peluche". Tras ello, reveló el cariño que hay entre ambos: "Duerme conmigo, me apaga el Ipad, me tapa... lo amo. Es hermoso". Eso sí, todo ese cariño desaparece sobre el verde: "En la cancha te asesina de arriba a abajo. Se lo merece más que nadie, estamos muy contentos".