27 de noviembre de 2019
27.11.2019
Entrevista

Francisco Inclán: "Siempre hay que ponerse en el lugar del cliente"

Francisco Inclán, gerente de Renault en Talleres Inclán, ha vivido en primera persona la evolución y transformación del sector del motor

27.11.2019 | 13:23
Francisco Inclán, junto al recientemente presentado Renault Clio.

El proceso de continua y vertiginosa transformación que afecta en la actualidad a la industria del automóvil ha traído consigo un proceso de concentración de concesionarios y marcas en torno a fuertes grupos, frente a los tradicionales distribuidores que contribuyeron a consolidar los cimientos del actual mercado. Una auténtica "especie en extinción" la de aquellos profesionales que desde el último tercio del pasado siglo dieron los primeros pasos en uno de lo sectores más relevantes a nivel económico y social como es el del automóvil.

Y en esta categoría podemos encuadrar sin temor a equivocarnos a Francisco Inclán. Con 69 años recién cumplidos y más de 45 de experiencia profesional, es todo un referente en el sector. Las instalaciones que dirige de Talleres Inclán, ubicadas en la Avenida Dr. Peset Aleixandre, en València, son un referente para el usuario de Renault, marca de la que es concesionario oficial desde finales de los años 80.

Y la clave de esta "longevidad" es clara; "desde el primer día nuestra política de trabajo se ha centrado en el servicio al cliente que se traduce en una cercanía con el usuario basada en la seguridad y la confianza" asegura Francisco Inclán. Y es que, tal y como afirma el máximo responsable de Talleres Inclán, "siempre hay que ponerse en el lugar del cliente, tener empatía e intentar ayudarlo a todos los niveles, más aún durante los tiempos de crisis reciente que nos ha tocado vivir". Para ello, en Talleres Inclán siempre se ha estructurado el día a día bajo el prisma de una empresa familiar de la que forma parte la totalidad de su plantilla. Un componente humano del que Francisco Inclán declara sentirse "muy orgulloso" por su implicación y profesionalidad.

En este sentido, el máximo responsable de estas instalaciones tiene muy claro que la llave "para ofrecer el mejor servicio es contar con un equipo capaz de adecuarse a las necesidades del usuario y que cuente con las habilidades y conocimientos necesarios, por lo que es muy importante apostar por un programa de formación continua de todos nuestros trabajadores".

Un proceso formativo que va en paralelo a la actualización de sus instalaciones y equipamiento. "El mundo del automóvil no para de evolucionar y cada vez lo hace más rápido. Yo, como mecánico que he sido desde mis inicios, soy consciente de que sin el mejor utillaje, herramientas y equipos técnicos no se puede ofrecer el servicio adecuado, y más aún con la tecnología tan avanzada que equipan los automóviles", afirma Francisco Inclán. Un factor tecnológico que a su vez califica de "imparable" con importantes retos con "la movilidad eléctrica como protagonista, cuando se den las condiciones necesarias de infraestructuras de recarga y de precios más asequibles para el usuario". En este sentido, Inclán tiene muy claro que a pesar de las actuales tendencias eléctricas "tendremos motores de combustión de gasolina y diésel para muchos años en nuestras carreteras".

Un futuro el del automóvil que aún desconocemos, pero que a buen seguro se basará en los principios de profesionalidad, trato directo y responsabilidad en los que se han basado a lo largo de toda su trayectoria los auténticos pioneros profesionales del sector de la automoción como Francisco Inclán.

Todo un referente para Renault en València

En una época en la que la mayoría de los concesionarios de automóviles se han trasladado al extrarradio de las ciudades, Talleres Inclán es uno de los pocos que ha mantenido su tradicional ubicación. Sus instalaciones de la Avenida Dr. Peset Aleixandre son todo un punto de referencia tanto para Renault como para los usuarios de cualquier marca que acuden a sus talleres. Un cartel el que luce en ambos lados de su entrada que se ha convertido en todo un clásico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook