En 2017, poco después de unos Juegos de Río, a los que no pudo ir, Eusebio Cáceres comenzó una metamorfosis. Un cambio de lugar y métodos para sobreponerse al calvario de las lesiones que en Tokio puede dar su gran fruto. Hoy, el saltador de Onil presiente que está muy cerca de la versión con las que en 2013 sorprendió al mundo del atletismo. Entonces, el alicantino fue medalla de oro en los campeonatos de Europa sub-23 de Tempere (Finlandia) y cuarto en los Mundiales de Moscú (Rusia), donde se quedó a un solo centímetro del podio.

En los recientes campeonatos de España, que conquistó por quinta vez alcanzando los 8,03 m, Cáceres certificó su presencia en sus segundos Juegos Olímpicos tras los de Londres 2012. Una cita en la que se hubiera colgado el oro con un salto de las dimensiones del logrado al año siguiente en Tempere con apenas 22 años. Aquellos 8,37 metros con los que reinó en el europeo sub-23 siguen siendo su mejor marca.

Eusebio Cáceres, en los campeonatos del mundo de 2013 EFE

A partir de aquel 2013, las lesiones frenaron varios años la progresión de Cáceres. «Empecé con los problemas, roturas del isquiotibial, la espalda, los tobillos, los aductores... Pero nunca pensé en rendirme. Poco a poco, he ido superando las dificultades y he alcanzado un punto estable. Siempre hay sustos, pero me encuentro muy bien. Tengo la sensación de que voy a los Juegos en plena forma, con la esperanza de sacar los saltos que, yo creo, siempre he tenido dentro», comenta en SUPER.

Nunca pensé en rendirme. Poco a poco, he ido superando las dificultades y he alcanzado un punto estable. Voy a los Juegos en forma, con la esperanza de sacar los saltos que siempre he tenido dentro

Eusebio Cáceres - Saltador de longitud

En 2017, ya en Madrid de la mano del entrenador Juan Carlos Álvarez y mejores cuidados médicos, Cáceres volvió a saltar por encima de 8,30 m (8,31). No obstante, el resurgimiento ha sido paulatino. Sin cuartel en la batalla contra las molestias físicas. Ahora se nota como en los años de su explosión, corriendo hacia la tabla de batida con rapidez, y con la ventaja añadida de la experiencia. «A Tokio llego en el mejor estado de mi vida. No pude ir a Río 2016... Desde un principio quise darlo todo en cada minuto, y el cuerpo no respondió, saltó por los aires a dos o tres meses. Hoy tengo más experiencia, sigo con la mentalidad de sacar todo de mí, pero con mucha experiencia adquirida. Sé cuándo no hay que apretar, me encuentro bien física y mentalmente, voy a por todas».

A Tokio llego en el mejor estado de mi vida. Hoy tengo más experiencia, sigo con la mentalidad de sacar todo de mí

Eusebio Cáceres - Saltador de longitud

En los campeonatos de España de Getafe a Cáceres le valió con un salto por encima de los ocho metros para ser el ganador. Los otros cinco intentos fueron nulos, consecuencia de la ambición por catapultarse anímicamente con un registro colosal. El hecho de ajustar la batida es uno de los aspectos sobre los que incidir antes de que el 30 de julio se inicie la clasificación.

Eusebio viajará a Japón el próximo viernes sin temores, convencido de que puede dar una grata sorpresa en la longitud. «Quiero estar en la final, una vez ahí a luchar por lo que sea capaz. La presión nunca la he sentido, el apoyo de la gente es algo bueno, quiere que hagas las cosas bien, no es presión». A priori, los grandes rivales serán Tajay Gayle (Jamaica), Juan Miguel Echevarría (Cuba) y Miltiadis Tentoglou (Grecia) para un deportista de Onil que luchará por «el salto increíble, ese que sucede unas pocas veces en la vida».

Eusebio Cáceres (atletismo, salto de longitud)

FECHA/ LUGAR DE NACIMIENTO

10/00/1991 (Onil, Alicante)

Palmarés

5 veces campeón de España | Campeón de Europa sub-23, 2013 | 4º clasificado en los Mundiales, 2013