Dos días, menos de 48 horas. Ese es el límite que ha permitido a Carlos Soler, nacido el 2 de enero de 1997 en València, participar en los Juegos Olímpicos. Al menos, no hacerlo con una de las tres plazas del cupo de nacidos antes de 1997 ocupadas por Dani Ceballos, Marco Asensio y Mikel Merino. La crisis del coronavirus relajó la norma por parte de la FIFA y el COI permitiendo que 2020 no corriese en el calendario para los futbolistas que estaban ante su último año olímpico.

Con retraso, pero ahora sí. A Soler le ha llegado la posibilidad de hacer historia como jugador del Valencia CF. Para él, el listón lo marca uno de sus primeros ídolos de infancia, David Albelda. El ‘stopper’ del Doblete conquistó la medalla de plata con España en Sídney 2000. Con el ‘6’ a la espalda, el de la Pobla Llarga formó en el once de una generación excelente: Xavi, Puyol, Capdevila... Angulo o Marchena. Por entonces, Miguel Ángel Angulo pertenecía también al club de Mestalla, mientras que Carlos Marchena jugaría un año más en Benfica antes de ser reclutado al verano siguiente por el equipo de Rafa Benítez. España perdió en los penaltis una final épica contra la Camerún de Samuel Eto’o.

Aquel 29 de septiembre de 2000, Albelda se convirtió en el primer jugador valenciano formado en la cantera del Valencia CF, y representando al club, que se colgó una medalla olímpica al cuello. Solo dos futbolistas más nacidos en las fronteras de la Comunitat Valenciana habían sido, previamente, medallistas olímpicos: El alicantino Paqui Veza (CD Tenerife) en Barcelona 1992 y Agustín Sancho (FC Barcelona) en Amberes 1920. Nadie más después de Albelda. Y ninguno ha logrado el oro representando en unos Juegos a un club de la ‘terreta’. Carlos sueña con hacerlo en Tokio superando la marca de un jugador de leyenda. Una gesta, la de colgarse el oro como valenciano y representante de un club de la Comunitat Valenciana, al alcance también de Pau Torres (Villarreal CF).

Paqui Veza, oro en Barcelona 92; Albelda, plata en Sídney 2000 y Agustín Sancho, plata en 1920 SD

Por su parte, Óscar Gil, ilicitano y lateral del Espanyol, entraría en el selecto grupo de medallistas valencianos en fútbol, si es que la España de Luis de la Fuente confirmara su condición de favorita en lo más alto del podio.

Asimismo, el valencianista Kang In Lee compite en Tokyo 2020 con Corea del Sur. Los únicos jugadores blanquinegros que ganaron el metal más preciado son dos argentinos: Ayala (Atenas 2004) y Banega (Pekín 2008). Claudio López (Atlanta 1996) se colgó la plata como Angulo y Albelda, aunque cuatro años antes.

Tenemos una selección muy buena en todos los sentidos, vamos a intentar llegar lo más lejos posible

Carlos Soler - Jugador de la selección olímpica de España y del Valencia CF

Carlos Soler asegura que la España conformada para Tokio es «muy buena en todos los sentidos», y van a «intentar llegar lo más lejos posible». «Cualquier fanático del deporte aspira a vivir unas Olimpiadas, me siento un privilegiado con una gran responsabilidad. Ojalá podamos hacer un gran papel», dice el valenciano de 24 años, al que le hace «especial ilusión estar en los Juegos» porque «siempre» ha sido «muy seguidor» y se pasaba «los veranos disfrutando por la televisión de los buenos momentos» vividos con el deporte español.

Carlos Soler disparando a puerta frente a Egipto