Total, que explota la pandemia del coronavirus y le da un golpe económico tremendo a la industria del fútbol -como a todos los sectores de la sociedad, por otra parte- y el señor Florentino Pérez ofrece como solución una liga europea en la que al Real Madrid le pagan una barbaridad de dinero que luego él lo repartirá fichando a jugadores de los otros equipos y siendo solidario. Tal cual. Esa fue la receta de Florentino Pérez. Que Pedrerol -y Ferreras- se marcó un tanto en El Chiringuito teniendo al protagonista del día no se discute, pero la credibilidad de la competición que quiere montar Florentino queda por los suelos porque la puesta en escena deja bastante que desear.

El presidente del Madrid dejó frases para la historia del cinismo. «No es una liga cerrada» pero hay quince equipos que la juegan sí o sí, y luego quedan cinco plazas para el que se las gane. Pero no es una liga cerrada. «En la Champions nos toca jugar contra equipos modestos y son partidos que no interesan a nadie», pero cinco minutos antes decía que su objetivo es salvar el fútbol y hablaba de solidaridad y valores. De vez en cuando juntaba las manitas para intentar explicar que esto es una pirámide, «y los que estamos arriba» reciben el dinero que posteriormente lo reparten entre el resto de los clubes que están debajo de la pirámide porque «somos solidarios». Lo que Florentino entiende por solidaridad son migajas y la manera de repartir el dinero es fichar a los mejores jugadores de los otros equipos. El plan de Florentino está claro. Él recibe el dinero para poder fichar al mejor jugador del Valencia CF, del Sevilla o del Villarreal y así estos también tienen dinero para cuadrar sus balances. Eso entiende Florentino Pérez por salvar el fútbol. La consecuencia de su plan de salvamento es que el Real Madrid seguirá siendo inaccesible y el resto de equipos su vivero particular. ¡Es perfecto! Si el fútbol es menos atractivo, ¿por qué no piensa el señor Florentino en ser solidario haciendo una competición más igualada? ¿No sería así más atractivo?

No entro en el debate de la mala gestión en época de vacas flacas por falta de un ejecutivo de fútbol porque está muy dicho, pero el resumen es que llega la pandemia y el Valencia CF tiene que regalar jugadores y Florentino se monta una competición a su antojo. El Valencia se aprieta el cinturón y recibe críticas muy duras que no diga no que estuviesen justificadas pero Florentino y su tropa en vez de apretarse el cinturón en época de crisis piden una competición a su antojo para salir adelante a costa de los demás equipos. Y lo curioso es que son ellos precisamente los que han llevado a la industria del fútbol al borde del colapso inflacionándola con fichajes fuera de mercado, y ahora en vez de una gestión acorde a los momentos que se viven lo que piden como solución es más inflación. Frase de Floren: «No puede ser que en la Liga ganen dinero la mayoría de clubes modestos y el Barça pierda mucho dinero».

El anuncio de Florentino no ha hecho más que generar incertidumbre entre todas aquellas empresas que estaban dispuestas a invertir dinero en la industria del fútbol. Si mi plan era buscar un equipo para patrocinar mi producto y entre mis candidatos estaban Sevilla, Valencia CF o Real Sociedad, lo normal es que ahora me espere para ver cómo termina todo, porque la visibilidad de estos equipos en el futuro es hoy una incógnita. Este es un ejemplo de lo que ha hecho Florentino para salvar al fútbol. ¡Viva la solidaridad!