La competición más importante en España arrancó este fin de semana y mientras el nivel sigue subiendo, la profesionalización está aprobada pero no llega. O mejor dicho, aún no está activada como se prometió. Con el Barça reinando por Europa y copando los premios internacionales también a nivel individual, el Levante y el Madrid demostrando potencial en Champions y el resto de equipos subiendo su nivel medio, el gran día aún no ha llegado. Lo prometido todavía es un papel y es que hasta que no se logre al cien por cien, el fútbol femenino no tendrá esa igualdad que se persigue. Y no hablo de salarios, un ‘mantra’ repetido pero que desvía el debate. Lo más importante está en la base y en el día a día. Y eso es necesario cuanto antes. 

La Primera Iberdrola ya ha arrancado pero su profesionalización todavía no. El Consejo Superior de Deportes (CSD) declaró profesional la Primera Iberdrola el pasado junio, pero con muchos interrogantes, como por ejemplo los derechos televisivos, que hacen que todavía no se haya hecho efectivo. Esperemos que haya una solución a corto plazo y que la liga se desarrolle sin tener como protagonistas los temas extra deportivos una vez más.