El delantero brasileño reconoció en la entrevista con Superdeporte que el cambio de exigencia Valladolid-Valencia ha sido enorme. Es la mejor muestra de que Bordalás tiene a todos los jugadores metidos en el día a día y con el mono de trabajo puesto. Incluso en el caso de Marcos André, que se quedó sin minutos en Pamplona, la mentalidad es la de poner al colectivo por delante.

Y más allá del discurso de un jugador o del tópico de que lo que importa es el equipo, los jugadores han demostrado en este arranque de temporada que sí piensan en el compañero. Dentro y fuera del campo. Todo eso lo ha creado el técnico de un equipo que hace no tanto veía a jugadores presionar en solitario, a futbolistas con pocas ganas de calentar en los últimos minutos y marcadores en contra sin ningún tipo de cabreo en el gesto.  

Mestalla

Con la vuelta de más aficionados a los estadios estamos recuperando el fútbol que nos arrebató la pandemia. Y qué mejor manera de que esos casi 30.000 disfruten de una victoria ante el Madrid que hace un año tuvieron que ver desde el sofá de casa.