Aquellos que al leer el titular recuerden al delantero del Leeds United, entre otros equipos, estarán en lo cierto. Si alguno no lo tiene ubicado, serán los menos, solo tiene que hacer un rastreo por Youtube para buscar algunos de sus mejores goles. Un punta sobrado de gol, con mucho carácter y con más registros de los que parecía en un primer vistazo. Si a Bordalás le pusieran a un Viduka ahora mismo sería su punta de referencia y le llevaría a marcar casi una veintena de goles. No tengo pruebas, pero tampoco dudas. 

El problema en la delantera es tan evidente como la sensación de que al técnico alicantino le falta ese ‘9’ que le termine de dar sentido a todo. Porque está muy bien que Maxi se pegue y baje a las bandas para buscar el balón y llevar al Valencia a campo contrario, pero a final de curso también me gustaría mirar el registro de goleadores y ver al uruguayo con 15 en su cuenta. También a Marcos André, por quien insistió mucho el técnico y al que seguro le dará un contexto perfecto para sumar.

De hecho, mi sensación, es que si no lo ha hecho antes es para cuidar eso que se llama gestión de vestuario. Ante el Mallorca me da igual quién sea el titular. Maxi o Marcos. Lo que me gustaría es ver a alguno de los dos con un gol o incluso un doblete para ganar confianza. De esos que hacía Viduka en el Leeds, aunque no pudo hacérselos al Valencia en el 2001. Sí dejó una frase para el recuerdo: "No me importaría perder todos los partidos, siempre y cuando ganemos la Liga». Una de las frases con menos sentido de la historia del fútbol. Soldados siempre de Mark Viduka".