Se perfila un enero movido en las oficinas del Valencia CF con el mercado de fichajes en marcha. Es un momento clave para el futuro del club. Bordalás ya afirmó que para dar un salto hace falta fichar, no solo por mejorar lo que tienes sino para no quedarte atrás del resto. Unos retoques, pendientes desde el verano, que supondrían ese pasito definitivo necesario para tener una plantilla de garantías para luchar por Europa hasta el final de curso. La papeleta sencilla no es, pues la situación económica es la que es y deja escaso margen de maniobra. Sin embargo es una obligación para el club hacer ese esfuerzo extra para fichar y reforzar la idea del técnico sobre el campo. Hay que levantar teléfonos, moverse, encontrar salidas para hacer hueco y aprovechar las oportunidades del mercado. Europa está cerca.

Sobre lo de Wass... la duda no es la operación, pues se iba libre y tienes la opción de ingresar un buen dinero, sino acertar con lo que venga. Que su salida sirva para mejorar el colectivo.