Bordalás lo dejó bien claro hace una semana. «Milagros en el fútbol se dan muy poquitos». Lo decía por el tema de los fichajes y los objetivos del Valencia. Y no le puede faltar más razón. Puedo entender que el club en una mala situación económica tenga poco mercado.

Puedo entender que en una economía de guerra se tenga incluso que dejar marchar a Wass para traer a dos futbolista si al entrenador le gustan. De hecho lo encuentro lógico. Lo que más entiendo de hecho es que el entrenador ‘presione’ en rueda de prensa con frases como «para crecer hay que fichar».

Y me preocuparía que solo él fuera consciente de esa frase y el club no hiciera un gran esfuerzo. Porque viendo la lista de los equipos que han jugado Europa desde la llegada de Meriton, me preocupa que el Valencia haya estado más años sin jugar en competición europea que jugándola. Y me preocupa que la distancia con Sevilla se pueda hacer más grande y más corta con Real Sociedad, Villarreal o Betis.