3 meses 23,20€ SUSCRÍBETE Superdeporte

Superdeporte

Opinión Rafa

Primero, lo primero

Era Lim quien tenía en su mano no haber llegado hasta aquí. Es un sinsentido tener que ir deprisa y corriendo ahora

Lay Hoon en una visita al Ajuntament de València Francisco Calabuig

Entre que la agónica situación deportiva puede arrastrar al Valencia CF a un callejón sin salida y que en dos meses son las elecciones municipales y autonómicas, no hay Mundial que valga para desatascar el nudo del Nuevo Mestalla. Después de tanto tiempo a base de idas y venidas, las tornas han cambiado tanto que (aunque tampoco mucha) ahora es Peter Lim quien tiene prisa. Y por ahí no va a pasar nadie, ya sean instituciones o candidatos. Pese no haber nada nuevo bajo el sol de la oposición excepto lo de siempre, aquel cordón sanitario a raíz de los audios que desató Layhoon ha vuelto a apretarse. La foto con cualquier representante de Meriton es dinamita en este momento. Así que tranquilidad para los que se han mantenido siempre en el mismo sitio. Y, hasta que pase, a mirar para otro lado el resto. Como consecuencia de tantos años de retrasos e incumplimientos, carecería de sentido hacer las cosas deprisa y corriendo.

Más aún cuando ni siquiera en un punto como el actual hay novedades reales y mucho menos un acuerdo absoluto sobre los grandes temas de discusión, desde el dichoso aforo a la seguridad jurídica para la ciudad o los pormenores del pabellón. Lo primero es lo primero y más importante que la permanencia no hay absolutamente nada. Así que tampoco se acaba el mundo si el dinero de CVC tiene que esperar. Exactamente lo mismo que esa operación inmobiliaria a futuro para que los activos no sigan depreciándose. Era Lim quien tenía en su mano no llegar aquí. Y no está el panorama para dar más pasos en falso. Sería de torpes. 

Mucho por hacer

La goleada contra Noruega ha maquillado que a la selección de De la Fuente todavía le queda mucho. Así que la atención en el segundo partido contra Escocia está puesta no solamente en el resultado sino en hacia donde va un equipo indefinido que debe hacer del bloque su gran virtud. Sin apenas rastro de los que jugaron el Mundial, la realidad es que la Roja continúa sin disponer en esta nueva generación de primeros espadas como los que se han jubilado. Y a falta de futbolistas, la mano del entrenador es clave.  

Compartir el artículo

stats