El Foro Campeonas es ya un evento totalmente consolidado en la agenda deportiva. Más aún después de la quinta edición celebrada este lunes, tal vez la mejor y seguro que la más especial de todas. Tras un mes de ruido, aunque también de avances que en otras circunstancias habrían tardado años o ni siquiera habrían llegado, las mejores deportistas de la Comunitat hablaron largo y tendido de éxitos, experiencias, valores y educación.

Todo ello, además, ante un auditorio repleto de niñas para las que son inmejorables referentes. Fue una auténtica ‘masterclass’ con la inestimable colaboración de María Ángeles Vidal y Ruth García, que consiguieron valiosísimos testimonios de las campeonas del fútbol, el baloncesto y el atletismo en representación de los principales equipos valencianos y las distintas selecciones españolas. Escuchar en primera persona a deportistas profesionales que son un ejemplo dentro de las canchas o los campos pero también fuera resultó de lo más enriquecedor. Mujeres, por cierto, que a diferencia de lo que ocurre mayoritariamente con los hombres en casos similares y por las diferencias salariales, no abandonan sus estudios. Mujeres, en definitiva, que son consecuentes y predican con el ejemplo como indudables protagonistas del salto cualitativo del deporte español.

Más allá de lo que una parte de la sociedad desconoce, coincidente con la que se ha puesto en contra de que se pidiera respeto, la profesionalización es imparable y a todos los niveles. El camino es largo pero los pasos son gigantes y en todas las parcelas: física, técnica, táctica e incluso psicológica. El deporte es siempre deporte y los avances son un hecho, especialmente en los últimos años y gracias a la implicación cada vez de más gente.

La misma gracias a la que la veterana Kubalita pueda presumir de que La Rosaleda vaya a llenarse o de que Alharilla haya sido la primera futbolista profesional en quedarse embarazada. «El deporte es un altavoz y cualquier acto que no camine hacia los valores del respeto, de la integridad y de la igualdad no pueden ser tolerados ni permitidos», dijo Alba Torrens antes de ser interrumpida con una cerrada ovación.