Opinión | La Contra

La boda del año

Lo de Hugo Duro con el Valencia CF fue un amor a primera vista, un flechazo de esos que toca

Nerea Martí y Hugo Duro en Mestalla

Nerea Martí y Hugo Duro en Mestalla / VCF

Soy un romántico, tengo que reconocerlo. Soy de esas personas que se siguen emocionando cuando ven el Diario de Noa, Titanic o Armageddon (porque sí, Armageddon es una peli de amor y de esa nave espacial no me baja ni Bruce Willis). Y este fin de semana me emocioné con la boda de Hugo Duro y Nerea Martí. ¡Qué guapos iban! ¡Qué parejaza!

Y no, no estuve invitado ni asistí a la boda, de hecho me coincidió con el espectacular y maravilloso concierto de David Bisbal en la plaza de Toros de Valencia -estuvo increíble como siempre y os recomiendo disfrutarlo una vez en la vida al menos-. Pero sí estuve viendo todas y cada una de las historias e imágenes de la ceremonia y, unido a todo lo que me contaron algunos amigos que sí fueron, no dejo de pensar que es una historia de amor increíble lo de Hugo Duro…y el Valencia CF

Porque es imposible no querer a un futbolista que el día más importante de su vida hasta la fecha tenga un momento para salir de Santa Catalina a hacerse las fotos de la boda a Cheste y, sobre todo, al santuario de Mestalla ¿Cuántos jugadores del Valencia CF han hecho eso? Porque yo recuerdo grandes ceremonias en distintos puntos de Valencia, pero tanto como para hacerse las fotos en Mestalla… creo que Ricardo Arias y poco más. 

Lo de Hugo Duro con el Valencia CF fue un amor a primera vista, un flechazo de esos que tocan y pegan fuerte. Yo soy de los que piensan que todo pasa por algo, y que aquello que ocurrió en el partido de Copa contra el Getafe fue una señal del universo de que ese futbolista tenía una conexión especial con Valencia, con Mestalla y con su gente. 

Se puede cuestionar si te gusta o no, si tiene más calidad o menos, si está más acertado o no tanto…pero lo que es innegociable es el amor que siente a unos colores que defiende como el que más -incluso mucho más que algunos de la terreta-. Porque lo que más valoro de este futbolista es que se ha ganado el favor de toda una afición a base se sacrificio y esfuerzo. Lucha entrega, siempre buena predisposición y un líder para muchos de sus compañeros que lo quieren a rabiar.

Imposible no emocionarse viendo las fotos de jugadores de la actual plantilla en una conocida masía de Picassent con algunos que compartieron vestuario y ahora militan en otros equipos. No voy a hablar del dolor de ver a Guedes, Paulista o Lato con los que fueron sus compañeros hasta hace bien poco. Pero sí me gustaría destacar que son una familia, una “colla” de amigos que se quiere y se apoya. Porque todos sabemos que la base del éxito es crear un buen grupo que se en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad..

Y precisamente lo que no me gusta tanto es que haya gente que quiera manchar un día bonito con cosas que no vienen a cuento. Si cantaron aquello o lo otro, si hicieron un comentario o no lo hicieron…son cosas que pertenecen a su intimidad, es un momento de ellos… ¿Por qué tratar de meterlos en un jardín? ¡Qué hagan lo que quieran! ¡Dejémoslos que disfruten!

Hugo Duro vivirá un mes mágico no solo con su boda, sino con su renovación que está cerrada y a punto de oficializarse por parte del club. Una continuidad ganada a pulso y, lejos de buscar hacer negocio, es el premio más que merecido a temporadas en las que se ha dejado la piel en cada partido. Por eso me alegro de que, junto con Nerea Martí, una piloto con tanto presente como futuro en el automovilismo internacional, haya consolidado una unión que se ve bonita y, sobre todo, sana. No podía haber mejor compañera de viaje que una deportista que, si algo tiene, son buenos valores y mentalidad ganadora.

Así que mucha suerte pareja, que seáis muy felices y consigáis todo lo que os propongáis.

Suscríbete para seguir leyendo