18 de septiembre de 2011
18.09.2011
ÚLTIMA HORA
JULIÁN MONTORO

Nueva sensación

Comparar el 4-3 ante el Racing con todo lo que ha venido después pone de manifiesto que con buenos defensas se defiende mejor. Es obvio

18.09.2011 | 13:33

Uno a cero, cero a cero y cero a uno. Son, aunque parezca mentira, los resultados de los últimos tres partidos del Valencia, sin duda una nueva sensación para todos los que llevamos algunos años acostumbrados a otra cosa. Es evidente que defender es cosa de todos, tiene que haber detrás un trabajo y una disciplina táctica de todo el equipo que es cosa del entrenador, pero desde que el Valencia tiene esta pareja de centrales la situación ha dado un giro. Empiezan a quedar en evidencia todos los que aseguraban que el problema del Valencia en defensa no era de calidad. Hombre, no lo sería al cien por cien, pero cerca del ochenta debe andar la cosa cuando Adil Rami y Víctor Ruiz acaban de llegar y parece que lo van a jugar casi todo. De hecho, los otros dos centrales —Ricardo Costa y Dealbert— vieron el partido por televisión. No será el último.

Se reinventa
El trabajo defensivo del equipo, más allá de los guarismos, progresa adecuadamente aunque sigue sin estar afinado. Al Valencia le hacen ocasiones, pero cada vez menos. Los rivales le llegan, pero cada vez tienen más problemas para alcanzar posiciones de gol. El equipo está creciendo o, como lo definió Braulio Vázquez, se reinventa, pero en estos casos lo importante es hacerlo ganando y mejor sin recibir goles.

Tres para nueve
Por lo demás, el sufrimiento final no habría existido si las cosas hubieran transcurrido con normalidad y el equipo hubiera sentenciado mucho antes. Con la seguridad que dan los dos de atrás y el control del partido garantizado en las botas de Banega, sólo era cuestión de intentarlo una y otra vez hasta acertar. Ayer —lástima que no fuera así en Genk— el gol llegó a la media hora, pero el Valencia llevaba desde el primer minuto buscando esa jugada a la espalda de su lateral derecho, unas veces con Pablo, otras con Jordi. No la metió Jonas, al que en dos claras ocasiones la suerte le volvió a dar la espalda, pero sí Soldado, atento y con la caña preparada. Es un grande. Lleva cinco goles en tres partidos que le han dado al Valencia los nueve puntos para ser líder de la Liga BBVA.

twitter.com/SuperMontoro

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook