16 de febrero de 2012
16.02.2012
FRAN ESCUDERO

La Copa la veremos… desde casa

Desde que en 1998 el Valencia Basket disputó su primera Copa del Rey, esta es la segunda ocasión en que la familia ´taronja´ se ve obligada a seguir el torneo del KO por televisión. Algo que convierte estos días en especialmente duros.

17.02.2012 | 13:30

Corría el año 1998 y el por entonces Pamesa Valencia de Miki Vukovic se clasificaba por primera vez para disputar la Copa del Rey en Valladolid. Nadie daba un duro —entonces aún se pagaba en pesetas— por aquel equipo plagado de jóvenes jugadores de la ´terreta´ para el que la clasificación ya era un éxito. Pero ese equipo, curiosamente, con su título fue el último en protagonizar una gran sorpresa en el torneo del KO. Muchas cosas han pasado desde entonces, pero el sentimiento de la familia taronja se mantiene inalterable. Ese en el que la Copa del Rey siempre tendrá un carácter especial ya que, entre otras cosas, permitió estrenar las vitrinas de un club que siempre quiso ser grande. Por eso precisamente estos días son tan duros para todos los que vamos a tener que volver a seguir la Copa... desde casa. Y es que desde entonces esta será la segunda ocasión en la que el Valencia Basket falte a una cita imprescindible cada temporada en su lista de objetivos —la anterior fue en la campaña 2006/07—.

Y el ´vecino´ disfrutando
Por méritos propios
Pero si no estar en la Copa del Rey se hace duro, más si cabe lo es ver cómo el ´vecino´ se ha ganado a pulso su derecho a estar en Barcelona y lleva disfrutándolo toda la semana. Sana envidia —o tal vez no tan sana—, rabia, llámenlo como quieran, pero lo cierto es que la presencia del Lucentum Alicante en esta cita alimenta todavía más el vacío en los corazones de los aficionados del VBC. Por presupuesto, por palmarés, por historia... no debía haber sido así, pero la pista manda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook