24 de febrero de 2012
24.02.2012
ÁLEX GOZALBO

Último escalón de Polkowice

El rival mejorará seguro en defensa y en los triples

25.02.2012 | 12:58

El Ciudad Ros Casares necesita una victoria para sellar uno de los primeros objetivos de la temporada y certificar su presencia en la Final a Ocho de la Euroliga Femenina. Después de superar al Polkowice por 34 puntos de diferencia en La Fonteta, el equipo valenciano acude al segundo partido de los octavos de final como gran favorito. Siempre suele ser así, pero atención porque casi nunca liquida la eliminatoria en dos encuentros.

Los precedentes
En la lucha por meterse en la fase final, tres fueron los partidos que el Ciudad Ros Casares disputó contra el Fenerbahce (2006/07), el Gambrinus Brno (2007/08) y el Spartak de Moscú (2008/09). Sólo en la campaña 2009/10 el equipo valenciano, que se deshizo del Halcón Avenida, no disputó los tres encuentros. En la temporada 2010/11 accedió a la Final a Cuatro con dos partidos ante el Bourges, pero necesitó tres en cuartos de final ante el Soprón.

El rival
El Polkowice es un buen equipo, mejorado con la llegada de Agnieszka Bibrzycka y Jantel Lavender, compañera de Maya Moore en la selecciones inferiores de Estados Unidos. Además, el equipo polaco cuenta con una jugadora muy interesante en la dirección, la veloz Sharnee Zoll, y con una anotadora contrastada, Evanthia Maltsi. Respecto al primer partido, mejorarán en defensa y en el tiro de tres.

El momento
El Ciudad Ros Casares llega en un buen estado de forma a este tramo decisivo. Hay rivales con más calidad y mucho mayor presupuesto, así que las opciones del equipo valenciano pasan por defender mejor que el resto (el martes dejó al rival en 54 puntos) y proponer un ritmo constante basado en el esfuerzo de nueve o diez jugadoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook