08 de septiembre de 2017
08.09.2017
08/09/2017

Vamos a contar mentiras desde la capital: "Mestalla es un estadio puñetero, Benítez salió campeón y lo echaron a voces"

A poco que el Valencia CF levanta la cabeza o amenaza con volver, desde la capital salen los cansinos argumentos de siempre

08.09.2017 | 12:02
Vamos a contar mentiras desde la capital: "Mestalla es un estadio puñetero, Benítez salió campeón y lo echaron a voces"

A poco que el Valencia levanta la cabeza o amenaza con volver, desde la capital salen los cansinos argumentos de siempre. Parece que Mestalla es el único estadio en el que se pita a su propio equipo, y a ello se aferra el nacionalmadridismo que es incapaz de mirar su propio ombligo. Si en el Bernabéu se pita a Cristiano es síntoma inequívoco de la exigencia madridista, pero si eso sucede en Mestalla, es porque el estadio "es un polvorín", como ha dicho el periodista Joaquín Maroto en el programa deportivo EL GOLAZO, que presenta Manolo Lama en el canal televisvo GOL.

No contento con ello, Maroto echó mano de mentiras que tanto se han repetido que ellos mismos las creen como verdad verdadera y absoluta, haciendo buenas las palabras de Saramago en Ensayo sobre la lucidez cuando dijo que los de la capital creen tener al Rey en la barriga solo porque la casualidad quiso que nacieran en el centro.

Maroto, que ha sido director de comunicación del Real Madrid y ahora trabaja en el Diario AS, se atreve con sandeces como esta:

"El problema que le veo yo al Valencia siempre es la mezcla del banquillo con la grada. Mestalla es un estadio puñetero, complicadito. De ahí por ejemplo Rafa Benítez salió campeón y le echaron poco después a voces, y el ´¡Vete ya, vete ya¡!´ es marca de la casa€ ´¡Emery vete ya€!´. Entonces, si Marcelino empieza con buen pie tendrá el apoyo incondicional y si saca resultados irá todo bien, pero como se tuerza un poquito, eso es un polvorín que empieza el ´¡Vete ya!´ y no hay Dios que lo pare". Lo que no hay Dios que pare jamás es la falta de respeto al valencianismo, que por lo visto, no puede ser exigente con su equipo y ha de conformarse con que su equipo no sea competitivo ni aspire a nada. Así es como les gusta a ellos€

Lo de documentarse y saber porqué Benítez se fue del Valencia CF al señor Maroto le queda lejos. Y casi mejor, porque las críticas injustas desde la capital son buen síntoma para el Valencia, es aquello de "ladran, luego cabalgamos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook