29 de diciembre de 2018
29.12.2018
DAVID RODRÍGUEZ
29/12/2018

Los 'citizens' de Orriols, United y Valencia

Que me perdone aquel que me dijo hace unos años que el Levante UD tenía potencial para seguir el ejemplo del City

29.12.2018 | 13:14

Que me perdone aquel que me dijo hace unos años que el Levante UD tenía potencial para seguir el ejemplo del City. Desde aquí me disculpo por apropiarme de su teoría y, sobre todo, por haberle tachado en su momento de loco. El paso del tiempo me ha hecho ver que esa persona (de fútbol) no andaba para nada desencaminada. Y que se entienda: no hablaba/hablamos de ser uno de los clubes más ricos del mundo, ganar títulos de LaLiga y pelear la Champions, como los ingleses. Ni siquiera de cambiar a Paco López por Guardiola. Se trataba/trata de invertir dinero y aún más trabajo para dejar de vivir a la sombra del otro equipo de la ciudad (en Manchester, el United; aquí, el Valencia) y pelearle de tú a tú cada seguidor y cada año en la clasificación, gracias a un proyecto ambicioso e ilusionante en todos los aspectos.

El estadio y el campo

No son lo mismo, aunque lo parezca. De la última Junta salió lo que será el 'nuevo Ciutat', el atractivo estadio del que los granotas disfrutarán bien pronto. En el campo, esos mismos 23 millones que costará la reforma no dan (y menos han dado este verano) para tanto. Los últimos resultados nos han recordado que el Levante es deportivamente todavía un equipo de la zona media-baja de la tabla, con el grueso de la plantilla que hace un año se moría por ganar un mísero partido.

El 'dobleprecio' de Vukcevic

Escribe Pablo Leiva en páginas interiores sobre la deficiente relación calidad/precio del fichaje del montenegrino. Aunque hay otros Vukcevic en LaLiga, jugadores como Gelson Martins, Amadou o Gameiro -que costaron en verano mucho dinero y no han dado rendimiento-, el que ocupa y preocupa en Orriols es solo el suyo. Los 32 goles encajados son también culpa de Oier, los centrales, los errores defensivos o la atrevida propuesta del técnico, pero más si cabe de la pérdida de equilibrio que ha supuesto el cambio de cromos en el pivote. Todos nos acordamos partido tras partido de Lerma, por mucho que un mediocentro creativo y dos mediapuntas se partan los cuernos por intentar luchar contra natura. Tan antinatural como haber pagado casi nueve millones por un traspaso que el Sporting de Braga, unos días antes, tenía encauzado con otro club por la mitad.


Más informaciones de David Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook