24 de junio de 2020
24.06.2020
Superdeporte
Proyecto FER

Marcela Quintero sueña con sus primeros Juegos, a los 51 años

La jugadora de parabádminton admite que Tokio "está muy caro pero no imposible"

24.06.2020 | 20:06
Marcela Quintero

La vida de Marcela Quinteros (21/07/1969), nacida en Venado Tuerto, Argentina, aunque con nacionalidad española y residente en Alicante desde el año 1989) experimentó un cambio radical hace 20 años.Un accidente laboral marcó un antes y un después. Las secuelas del percance derivaron en una distrofia muscular que, con el tiempo, le redujeron la movilidad hasta hacerla usuaria de una silla de ruedas. Por prescripción médica y como único antídoto viable a su situación, el deporte era la mejor terapia para hacer frente a la adversidad.Tras muchos años acudiendo a rehabilitación y con un inevitable sentimiento de frustración porque pasaba el tiempo y no recibía el alta, descubrió la existencia del deporte para personas con discapacidad.

La deportista del Proyecto FER encontró en el deporte adaptado una ilusión, una salida.Ahora, ya es una pasión. «Descubrí el bádminton hace relativamente poco tiempo. Empecé practicando el pádel, la natación, el tenis de mesa€ Así, hasta conseguir una silla de ruedas con la pude empezar a jugar a pádel. No obstante, fue en 2016, durante una exhibición de deporte adaptado, cuando me quedé impresionada al ver practicar el bádminton. Me llamó mucho la atención la velocidad que alcanzaba el volante, era un deporte muy rápido y exigente. Decidí probarlo y me gustó; sobre todo, porque transmitía menos vibración desde la raqueta hacia los brazos y las manos. Realmente, me atrapó», comenta Marcela Quinteros.

Tal fue la atracción de Marcela por el parabádminton que centró todo su esfuerzo para aprender a jugarlo bien. «Comencé a entrenar en el Club de Bádminton Aspe. Era la primera vez que se enfrentaban al reto de entrenar junto con una persona en silla de ruedas, pero tuve una muy buena acogida y me dieron la oportunidad de empezar a jugar con ellos», recuerda, agradecida, la deportista FER. En tiempo récord, aprendió la técnica, el reglamento y la estrategia del bádminton. Así, sin apenas darse cuenta, en unos meses compitió en su primer Campeonato de España en 2016.

Para apuntalar su progresión, también fue clave la presencia en una concentración que se celebró en Toledo.»Esta concentración me permitió concluir que tenía potencial para competir a nivel internacional. Además, pudimos obtener una formación más completa para preparar con mejores garantías los siguientes campeonatos nacionales e internacionales», explica Quinteros. De hecho, su despegue definitivo llegó a partir del año 2017, momento en que se adjudicó el Campeonato de España, el segundo que disputaba. Al año siguiente, en 2018, retuvo la corona nacional y, además, logró una espectacular medalla de bronce en la categoría individual femenina WH2 del Campeonato de Europa, celebrado en Francia, y empezó a competir para el Road to Tokio en los mejores certámenes internacionales de parabádminton, con el sueño de poder optar a una plaza paralímpica. Ahora, está inmersa en la titánica lucha de clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio. Aunque ocupa la segunda plaza en el ranking europeo y la novena en el mundial, el billete para viajar a Tokio está carísimo. «No es imposible, pero sí tremendamente complicado», señala Marcela.

La deportista del Proyecto FER, entrenada por Loli Marco, se define como «entusiasta, disciplinada, perseverante. Además, me encanta competir. Mi punto débil es que he descubierto tarde este deporte. Voy contra reloj»,admite. «El bádminton me ha permitido viajar, conocer otras culturas. En Asia es casi como una religión. En Europa y América, estamos mejorando, pero estamos a años luz de las asiáticas», destaca la jugadora para quien el bádminton es su pasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Vuelta a España


-Toda la actualidad de la Vuelta a España
- a España
- de la Vuelta a España
-Lade la Vuelta a España

-Consulta el palmarés de la Vuelta a España