El rugby de la Comunitat Valenciana se ha teñido de luto este sábado tras el fallecimiento supuestamente por muerte súbita de un jugador del Denia Babarians Marina Alta, A. V., que se desplomó en la segunda parte del encuentro de la jornada 3 de la 2ª Territorial Masculina disputado ante el Inter R.C.B. de Alzira en el Campo Tomás Pardo.

Todo sucedió al margen del juego, que se encontraba en la otra banda, cuando según fuentes consultadas el jugador comenzó a encontrarse mal y a pedir asistencia médica. La colegiada del partido, Lorena Martínez, detuvo el choque, y a pesar de la rápida intervención de un médico y del SAMU que acudió a los pocos minutos, no se pudo hacer nada por salvar la vida del jugador de 34 años, que llevaba unas siete temporadas en el equipo de Dénia, con el que estaba muy vinculado y donde era muy querido.

La Federación de Rugby de la Comunitat Valenciana emitió un comunicado a las pocas horas con el que manda "un fuerte abrazo a la familia y todo el equipo del Denia en estos duros momentos".

Un duro golpe para la familia del rugby, que en muchos partidos de este domingo le rendirá un homenaje en forma de minuto de silencio, y que marca el inicio de los playoffs este domingo con la Vila y el CAU Valencia, como primero y segundo de su grupo, que afrontan con el factor cancha a favor.

La primera ronda de la Fase de Ascenso a División de Honor se disputa a partido único, y ambos coincidirían en semifinales. La Vila recibe en su campo al Pasek Belenos gallego y el CAU, al Hernani en el campo del Río Turia. Ambos partidos comienzan a las 12:00 horas.