Pablo Andújar lo ha vuelto a hacer. Esta vez no con la repercusión de ganar en su primer duelo a Roger Federer o a Dominic Thiem, pero sí en su estreno en la hierba de Wimbledon, un Grand Slam donde solo en 2015 logró superar la primera ronda y alcanzar la tercera, en la que fue apeado por Tomas Berdych.

El valenciano de origen conquense, que debutará en los Juegos Olímpicos en Tokio, se deshizo este martes del francés Pierre-Hugues Herbert, ante el que perdió en el único precedente, en un maratoniano a la vez que agónico partido de más de cinco horas, aplazado del lunes por el retraso de la lluvia, y que amenazó con estirarse sobremanera, pues en el grand slam londinense no hay desempate en el quinto set. Andújar, 70 del mundo, aprovechó su primera rotura y se impuso por 6-7, 6-4, 6-7, 7-5 y 6-8 para meterse en segunda ronda, donde se las verá con el canadiense y décimo favorito Denis Shapovaloc, que por su parte venció al alemán Kohlschreiber también en cinco sets.

En otro de los encuentros de este martes, aplazado del lunes, Bernabé Zapata, único superviviente valenciano de la fase previa, ganaba dos sets a uno a Cristian Garín cuando su partido se canceló por falta de luz (6-7, 6-3, 3-6).

Y en el cuadro femenino Sara Sorribes vio aplazado su debut ante la croata Ana Konjuh, por el retraso acumulado en la jornada. Los encuentros de Zapata y Sorribes se sumarán a los de segunda ronda de Roberto Bautista y Pedro Martínez Portero de este miércoles.