Liliana Fernández y Elsa Baquerizo no seguirán juntas como la mejor pareja española femenina de voley-playa, deporte que han compartido desde 2007, con tres Juegos Olímpicos, una plata y dos bronces en los Europeos como mayores éxitos. Desde el Mundial sub-21 en el que quedaron cuartas en 2007, hasta los Juegos de Tokio en el que acabaron en octavos de final.

La retirada de Elsa, madrileña aunque nacida en Estados Unidos, es definitiva para formar una familia, y de hecho contraerá matrimonio, igual que Liliana, en las tres próximas semanas. Solo estuvieron una temporada sin jugar, durante el embarazo de la alicantina y su maternidad.

Ambas han competido juntas en los Juegos de Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020, pero ahora en París 2024, siempre que logre clasificarse, solo estará la valenciana, afincada en Canarias, que ahora busca una nueva pareja de juego junto con la Federación Española para el siguiente ciclo olímpico.