El castellonense Pablo Herrera y el sanroqueño Adrián Gavira, que forman la mejor pareja de vóley-playa española de los últimos años, han anunciado que continuarán juntos otro ciclo olímpico más, con el objetivo de llegar a París 2024.

En un mensaje publicado en sus redes sociales, el castellonense y el sanroqueño explican que "en trece temporadas juntos" han vivido "momentos de todo tipo pero cada uno de ellos nos ha merecido la pena" porque les "ha unido cada día más".

"Para la mayoría, incluso nosotros no lo descartábamos, el ciclo de Tokio 2020 sería un punto y final para el equipo, un fin de ciclo que tarde o temprano ha de llegar. Después de sentarnos a hablar de nuestro futuro, nos gustaría comunicar oficialmente que el equipo Herrera/Gavira continuará otro ciclo olímpico más", anuncian.

Un objetivo único

"Seguiremos peleando por conseguir objetivos, por estar en la mejor forma posible y sobre todo por cumplir un nuevo sueño, hacer que Pablo sea el único jugador en la historia del vóley-playa en disputar 6 Juegos Olímpicos", apuntan en su escrito, en el que indican que "será un camino duro y un objetivo final muy difícil" pero que sienten que pueden lograr.

Herrera, de 39 años, logró la plata olímpica en Atenas 2004 junto a Javier Bosma y fue noveno en Pekín 2008, con Raúl Mesa, y también acudió a Londres 2012, Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020, estos tres últimos con Gavira, de 34.

Tras lograr el oro en el Europeo de 2005 junto a Raúl Mesa, con el gaditano, con el que comenzó a hacer pareja en 2009, fue bronce continental en 2009 y 2018 y oro en 2013.

La continuidad de Herrera y Gavira se conoce después de que se supiera que la mejor pareja femenina española, formada por la alicantina Liliana Fernández y Elsa Baquerizo, no va a continuar por la decisión de esta última de afrontar nuevos retos en su vida, como formar una familia, lo que obligará a la valenciana a buscar una nueva pareja de juego.