José Ignacio Prades tuvo el mejor comienzo posible como nuevo seleccionador español de balonmano femenino. El sucesor de Carlos Viver, con el que estuvo seis años como segundo, y natural de Petrer, de 46 años, dirigió este miércoles por vez primera a las Guerreras en partido oficial. Con un buen juego y con el bloque que fue a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, con solo cinco novedades de jugadoras anteriormente ya convocadas, la selección española superó a una Eslovaquia que parecía marcharse al inicio del partido pero ante la que las anfitrionas supieron remontar primero, y luego mantenerlas siempre a distancia en el electrónico. 

Las nacionales fueron de menos a más en un inicio algo errático hasta que, cuando entraron en calor y los errores se convertían en acierto, el balón empezó a moverse con sentido. Un gol de Almudena Rodríguez estando en inferioridad más un tanto desde los siete metros de Carmen Campos fue clave para coger distancia en el marcador (8-4, min. 13).

La selección eslovaca se hundió, al mismo tiempo que España se puso en modo apisonadora al contraataque, aprovechando el cerrojo de Merche Castellanos en portería. El parcial de 9-1 fue demoledor y propició cierta tranquilidad a las locales.

Lara González RFEBM

De ese exceso de relajamiento se nutrió Eslovaquia, que amenazó con el empate, aunque las Guerreras respondieron con fiabilidad para marchar al descanso con la máxima diferencia hasta el momento, seis goles arriba (17-11).

Las visitantes fueron otras tras la pausa y se pusieron a uno de la igualada, obligando pedir un tiempo muerto al técnico José Ignacio Prades, que debutaba en este partido al frente de la selección. Eslovaquia, impulsada desde su rocosidad atrás y ayudadas por los errores en los lanzamientos de las Guerreras.

Apareció Alicia Fernández con dos ráfagas en forma de gol y España recuperó la chispa a tiempo: diferencia de cuatro a falta de ocho minutos. Entre Bízik, Szarková y Trunková, que sumaron 23 goles entre las tres, pusieron a prueba a Silvia Navarro bajo palos, pero las españolas no fallaron en cerrar el partido con un triunfo en el primer reto del torneo clasificatorio para el EURO 2022.

Al final, 33-28, y buen comienzo de la fase clasificatoria para el Europeo del próximo año, que vivirá su segunda jornada este domingo ante Portugal, en la localidad de Paredes, en tierras lusas. Dos partidos que según Prades son la mejor piedra de toque antes de afrontar el Mundial de casa, que que se jugará en tres ciudades de la Comunitat Valenciana como Torrevieja (sede de las Guerreras durante la fase de liguillas), Llíria, Castellón y la localidad catalana de Granollers (que albergará la fase final).

Las Guerreras con Lara González, Silvia Navarro y Paula Arcos RFEBM

Entre las valencianas, Lara González, con seis goles fue la máxima goleadora de las Guerreras, la jovencísima Paula Arcos anotó otro, y Silvia Navarro fue providencial bajo palos para evitar la igualada.

Ficha técnica:

33 - España (17+16): Castellanos (p), Campos (4), Arderius (0),Cesáreo (0), Navarro (p), Jennifer Gutiérrez (1), Extebarría (2), Lara González (6), Sole López (1), Alicia Fernández (6), Almudena Rodríguez (4), Espínola (1), Valdivia (0), Tchaptchet (2), Arcos (1), Barbosa (5).

28 - Eslovaquia (11+17): Popovkova (1), Poksikova (0). Lancz (2), Hudak (0), Furgalakova (0), Bajciova (0), Holejová (0), Trunková (7), Dulinová (0), Stefaniková (1), Bujnochova (1), Bíkiz (0), Szarková (7), Medvedova (p), Ivanytsia (p), Reka Bikik (9).

Parciales cada cinco minutos: 3-3, 5-4, 10-4, 11-7, 13-9, 17-11 (descanso); 18-13, 20-18, 23-20, 27-23, 31-26, 33-28 (final).

Árbitros: Ozren Backovic y Mirko Palackovic.

Incidencias: Partido de clasificación para el Campeonato de Europa 2022 celebrado en el pabellón Fernando Argüelles de Antequera, Málaga.