Coincidiendo con la conmemoración del Día del Orgullo LGTBI, SUPER y el Ayuntamiento de València han celebrado este martes 28 de junio, la charla-coloquio con el título ’Camino de los Gay Games 2026’ para analizar los retos que afronta València como sede de los Juegos de la Diversidad que atraerán a la capital del Turia a más de 15.000 participantes.

La mesa redonda, integrada dentro del ciclo de conferencias Som Esport con el que SUPER da voz al deporte valenciano, reunió representantes de la FDM de València y a dos de los principales clubes deportivos LGTBI que más han trabajado para que los Gay Games se celebren en la Capital del Turia en 2026: Samarucs y Valencia Dracs, En la mesa redonda, moderada por el director de SUPER, Rafa Marín, participaron Javier Gil, presidente de Samarucs y Jorge García, en representación de Valencia Dracs. La Fundación Deportiva Municipal estuvo representada por su Director Gerente, Borja Santamaría y por Damián López, integrante del comité organizador de los Gay Games Valencia 2026. El evento tuvo lugar en la terraza del NH Collection de València en la céntrica calle Colón.

El director de SUPER, Rafa Marín, moderó la tertulia JM López

La candidatura de la capital del Turia a acoger los Gay Games en 2026 ha sido un proyecto en el que el ayuntamiento de València ha trabajado durante meses y que se convertía en realidad en noviembre de 2021 al ser elegida en la ‘final’ de Brighton superando a Guadalajara (México) y Munich.

 Borja Santamaria, director Gerente de la FDM de València, destacó que por delante hay un largo e ilusionante camino: «Los Gay Games se celebrarán en 2026 pero no son sólo 10 días de competición. Las instituciones tenemos que trabajar en dar visibilidad a los Gay Games, abrir hueco en los clubes, en las Federaciones...». Santamaría aseguró que los Gay Games son el segundo gran evento deportivo en la historia de València «después de la Copa América de Vela» y como dato, destacó que «en la última edición celebrada en París, los Gay Games han dejado un impacto de 130 millones de euros». Damián López, por su parte, resaltó que «València se ha posicionado ya como un destino LGTBI en todo el mundo» y se congratuló por la aprobación en el Congreso de la Ley LGTBI: «En la Comunitat Valenciana somos pioneros pero aún es muy necesario leyes como ésta que nos permitan vivir en libertad».

Los Gay Games, protagonistas en Som Esport JM López

Para Javier Gil, presidente de Samarucs, la elección de València como sede de los Gay Games supone «el reconocimiento a la labor que hacemos todas las entidades. Todavía hay mucha LGTBIFobia en la sociedad y en el deporte todavía es más patente esa discriminación con respecto a a otros ámbitos de la sociedad. Los Gay Games son una gran oportunidad para seguir avanzando». Para Javier, como cabeza visible de Samarucs, entidad que en la actualidad engloba a 300 miembros, destaca: «Los Gay Games deben servir para que disminuya el odio. Y para ello, nosotros tenemos que ser parte de la solución, que nuestros socios no sólo se limiten a hacer deporte, sino que sean también activistas». En este mismo sentido se manifestó Jorge García, de Valencia Dracs: «aún queda mucho espacio por conquistar y muchas barreras que derribar. Tenemos que incidir en ‘informar, formar y transformar’. De la misma forma que no hace falta ser mujer para defender la causa feminista, también se puede ser heterosexual y defender la causa LGTBI».

Cuando quedan todavía 4 años para la celebración de Valencia 2026, todavía queda mucho trabajo por hacer, como destaca Borja Santamaría: «el siguiente paso importante que queremos dar es crear la Fundación Gay Games 2026 para que abandere este proyecto. Para eso tenemos que coordinar y trabajar de forma conjunta con clubes y Federaciones Deportivas». En este sentido, el objetivo es que todas las partes se impliquen en la organización de los Gay Games: «El programa incluye más de 30 modalidades deportivas y necesitamos la colaboración de las Federaciones que serán las que marquen cómo se desarrollará la competición», afirma Borja Santamaría. Del mismo modo, Damián López, destaca: «estamos trabajando ya con muchos clubes y Federaciones y la respuesta está siendo muy buena, la predisposición a acoger a las personas LGTBI es muy buena. De hecho, con algunos deportes como el taekwondo tenemos ya programas que abarcan desde el deporte base».

Javier Gil destaca que «la gente está aprendiendo lo que es la diversidad» y señaló que aún quedan ámbitos en los que hay que incidir con especial énfasis: «tenemos que lograr incrementar el porcentaje de participación de la mujer, también en el deporte LGTBI, como en otros aspectos de la sociedad, la participación de la mujer, es menor». Para Jorge García, aunque el nombre ‘Gay Games’ está ya institucionalizado, no refleja la realidad: «creo que debería llamarse Los Juegos de la Diversidad. La Federación Internacional de los Gay Games se fundó en 1982 cuando la realidad social era muy distinta, se identificaba con la palabra ‘gay’ que en la actualidad se queda corta, hemos ido incorporando lesbianas, trans, bisexuales.. Estos Juegos son para todos y para todas, invitamos a toda la sociedad a participar independientemente de su sexo o su orientación afectivo-sexual».

Para Borja Santamaría, València 2026 «marcará sin duda un antes y un después en la historia de los Gay Games. Será lo que Barcelona 92 fue a los Juegos Olímpicos». Javier Gil resalta que València 2026 supondrá un «cambio y una evolución» en todo el deporte LGTBI.

La charla tuvo lugar en el hotel NH Collection JM López

 València fue designada sede de los Gay Games 2026 superando al resto de candidatas. Una larga carrera que comenzó hace ya muchos meses y que culminaba en Brighton donde la Federación Gay Games anunció que la elegida era la Capital del Turia. Tanto Borja Santamaría como Damián López, Jorge García y Javier Gil formaron parte de la delegación valenciana compuesta por 15 personas que defendió la candidatura de València en la gran final: «para mí la clave de la elección de València fue que nos lo creímos desde el primer momento», destaca Damián López: «fuimos a Brighton a divertirnos, a disfrutar el momento y a aceptar con deportividad el resultado. Al final logramos contagiar de nuetro entusiasmo, nuestra unión, los integrantes de las otras candidaturas».

Para Borja Santamaría la Federación Internacional valoró: «nuestro clima, gastronomía,el hecho de que en València todas las instalaciones deportivas estén cerca. Todos los integrantes de la delegación éramos iguales estábamos todos unidos y eso se reflejó en nuestro proyecto». En este sentido Damián destaca que : «mostramos cómo somos como sociedad: abiertos y hospitalarios».